Redacción Gedesco | 13 Noviembre 2015 |

Las siete formas que una empresa tiene para pagar a otra

Las ocho formas que una empresa tiene para pagar a otra

Cuando las empresas o profesionales autónomos prestan servicios a otras compañías, a la hora de pagar, es posible elegir otra forma. Existen muy diversas maneras de abonar el dinero a una empresa, y cada autónomo o compañía elegirá la que mejor se adapte a sus condiciones e intereses.

Las empresas deberán plantearse cuál es la mejor manera de pagar a esos clientes o proveedores, teniendo en cuenta una serie de criterios que tiene cada forma de pago, y las circunstancias de cada compañía. A continuación, explicaremos las diferentes modalidades de pago que existen, así como sus características, ventajas y desventajas.

  1. Pago en efectivo. El directo y más conocido. Pagar con dinero en efectivo en el momento en el que se adquiere un producto o servicio. En esta modalidad solo se deben tener en cuenta dos aspectos. El primero de ellos es el de asegurarnos de que los billetes sean verdaderos. Hoy día existen máquinas a un precio asequible que cumplen esta función. En segundo lugar, la existencia de un anteproyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal. En este anteproyecto se limitaría la cantidad de pago en efectivo a 2.500 euros como máximo.
  2. Cheque. Es una forma de pago en forma de documento. A través de este, la entidad financiera debe pagar la cantidad especificada, por orden de uno de sus clientes, y cargarlo en la cuenta indicada. Todo cheque debe tener escrito de forma explícita: el nombre de la entidad financiera que va a abonar el importe, la cantidad a pagar en letras y números, el lugar en el que se realiza el pago, la fecha y la firma de la persona que emite el cheque (al que se le va a cargar la cantidad en su cuenta).
  3. Pagaré. Es un documento similar al cheque, pero con una fecha de vencimiento. El documento lo extiende y entrega una persona a otra, obligándose a pagarle una cantidad de dinero en la fecha que figura en él.
  4. Transferencia. Esta modalidad de pago se produce a través del banco. El cliente ordena a su entidad bancaria el ingreso de la cantidad determinada al número de cuenta del proveedor o empresa. Es un sistema seguro y relativamente rápido, pero hay que tener en cuenta en riesgo de impagos. Dependiendo de la relación y experiencia que se tenga con el cliente, la empresa deberá desechar, o no, esta modalidad.
  5. Domiciliación bancaria. También se le llama cargo en cuenta, o recibo domiciliario. Este tipo de pago funciona como una transferencia, pero al revés. Es decir, el proveedor es el que da la orden a su entidad bancaria de que cargue en la cuenta de su cliente el importe de la venta. Este sistema es muy beneficioso para el cliente, ya que solo debe validar el cargo y, en caso de que sea erróneo, devolver el cargo al banco. Para el proveedor resulta ventajoso, principalmente por un motivo, y es que controla el proceso de pago. Sin embargo, como desventaja para el cliente se puede observar que tiene unos plazos muy elevados para devolver el recibo. Asimismo, esos plazos se pueden acortar si se cuenta con una autorización previa para girarle esos recibos.
  6. Letra de cambio. Se trata de un documento mercantil por el que una persona o empresa ordena a otra el pago de una determinada cantidad de dinero en una fecha acordada. En la letra de cambio al primero se llama librador, y el segundo, librado; pero también puede entrar en la operación un tercero, llamado beneficiario, que será tomador o tenedor, a quien el librador ha transmitido la letra de cambio.
  7. Confirming. Un sistema de pago pada vez más utilizado, dado el aumento de morosidad en las empresas. En esta modalidad, el cliente ordena a la entidad que pague a sus proveedores, es decir, que adelante el dinero de las facturas para pagarles al día. De esta manera el proveedor recibe su dinero a tiempo, y el cliente mantiene buenas relaciones con ellos. La entidad es la que adelanta ese importe a cambio de una comisión.

Un comentario en “Las siete formas que una empresa tiene para pagar a otra

  • 3 Abril, 2017 at 12:38 am
    Permalink

    Muy interesante

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.