Redacción Gedesco | 7 Octubre 2013

La prima de riesgo y su influencia en la economía

Durante todo el periodo en el que la crisis económica se ha instaurado en nuestro entorno, uno de los términos que más han estado en la palestra es el de la prima de riesgo. ¿Qué es la prima de riesgo? Desde el punto de vista académico la prima de riesgo de un país es la diferencia entre el valor del bono alemán a diez años con respecto al mismo bono emitido por el mismo.

Hablando de una manera menos formal, es el nivel de riesgo de la deuda emitida por un determinado país en comparación con la que se considera deuda sin riesgo, que es la alemana, y que el inversor tiene en cuenta a la hora de comprar dicha deuda.

Supongamos que el tipo de interés del bono alemán a diez años es del 1% y el de un país determinado es del 4,5%. La prima de riesgo de la deuda de ese país es del 3,5% (trescientos cincuenta puntos básicos) resultado de la diferencia entre el 4,5% y el 1%.

¿Cómo influye la prima de riesgo en la economía de un país? Los países emiten constantemente deuda pública para financiarse, el interés al que se consigue esta financiación en fija en la subasta a la que acuden los inversores interesados en adquirir dicha deuda. Estos inversores exigirán unos intereses más o menos altos en función del supuesto riesgo que asumen y que viene determinado por la prima de riesgo.

De tal manera que si la prima de riesgo es alta los inversores pedirán un interés mayor, al considerarse que asumen más riesgo de impago, mientras que si fuera más baja el riesgo disminuye y también los intereses. Ni que decir tiene que unos intereses más altos suponen una mayor dificultad económica para el país en cuestión, al que le costará más dinero financiarse al tener que afrontar pagos más altos.

Hay que tener en cuenta que los bonos cotizan en un mercado continuo, por lo que están sujetos a continuas fluctuaciones de valor. Eso hace que la rentabilidad de los mismos varíe frente a la fecha de su emisión original y por eso la prima de riesgo de un país está sujeta a continuas variaciones.

Foto: Flickr | anarchosyn

Este artículo pertenece a la categoría: