Redacción Gedesco | 2 Diciembre 2015 | Consejos para empresas

La nueva Ley que modifica aspectos básicos de los autónomos

La nueva Ley que modifica aspectos básicos de los autónomos

El pasado día 10 de octubre entró en vigor la nueva Ley de Fomento del Trabajo Autónomo y la Economía Social (Ley 31/2015), que afecta a los profesionales autónomos en España. Los cambios que se han producido ya están registrados en el Estatuto del Autónomo e influyen, de manera directa, en tres millones de personas en España. Esta nueva Ley ha traído consigo una serie de modificaciones que conviene conocer para que los profesionales autónomos puedan acogerse a la que más le interese.

Tarifa Plana

Esta bonificación consiste en la reducción de la cuota de autónomos durante los primeros meses para facilitar que el profesional autónomo comience su actividad empresarial. Esta cuota estaba fijada en 50 euros al mes, y hasta ahora se debería ser menor de 30 años y no se podían contratar personal durante el periodo de la bonificación. La nueva Ley ha eliminado la barrera de la edad y también permite emplear trabajadores mientras el autónomo se beneficia de la bonificación. La cuota se sigue fijando en 50 euros al mes, durante los primeros seis meses. Después se puede beneficiar de una bonificación progresiva. Sí se mantiene un requisito: no se puede haber estado dado de alta como autónomo en los cinco años anteriores. 

Ser autónomos y cobrar del paro

Esta nueva Ley permite que una persona pueda cobrar la prestación por desempleo durante nueve meses, y, al mismo tiempo, darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) para comenzar un proyecto empresarial.

Segunda oportunidad

La normativa recientemente aprobada permite que si una trabajador por cuenta propia se da de alta en el RETA, y estaba cobrando el paro en ese momento, puede solicitar un aplazamiento de la cantidad que le quede pendiente y recuperarla hasta cinco años después.

Capitalización del desempleo

También llamado pago único. Es una ayuda que las personas en paro pueden solicitar para poner en marcha un nuevo negocio y darse de alta como trabajadores autónomos. Consiste en cobrar en un único pago la totalidad o parte de la prestación por desempleo que le correspondería. De esta manera, si una persona está interesada en emprender, y no tiene capital para desarrollarlo, puede recurrir a esta opción. El principal cambio que se ha producido con la nueva normativa es que antes existía un límite de edad (30 años) para poder solicitar el 100% de la prestación. Sin embargo, esa restricción se ha eliminado, y ahora toda persona puede solicitarlo, sin importar la edad, siempre que:

  • No haya iniciado la actividad ni esté dado de alta en la Seguridad Social
  • Tenga pendiente de recibir, al menos, tres mensualidades de la prestación por desempleo.
  • No haberse beneficiado de esta misma ayuda en los 4 años anteriores.
  • Acredite el alta como autónomo o su incorporación a una cooperativa, sociedad laboral o mercantil.
  • Inicie la actividad en un plazo máximo de un mes desde la solicitud del pago único.
  • No estar en trámites por haber impugnado su despido.

Derechos para los TRADE

Los autónomos económicamente dependientes, es decir, los que perciben el 75% de sus ingresos de un único cliente o empresa, también tienen novedades. Desde ahora podrán contratar a un trabajador en determinadas circunstancias para poder conciliar la vida laboral y familiar. De esta manera, se eliminarán situaciones en las que la maternidad o la paternidad puedan ser consideradas causa justificada de extinción contractual. Por su parte, los familiares colaboradores podrán beneficiarse de una bonificación de las cuotas a la Seguridad Social durante 24 meses: el 50% los primeros 18 meses y el 25% los 6 siguientes.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.