Redacción Gedesco | 28 Septiembre 2015 |

La importancia de la factura electrónica

La importancia de la factura electrónica

Una factura electrónica tiene los mismos efectos legales que una factura en papel. La factura electrónica recoge exactamente la misma información que una tradicional sobre las transacciones comerciales entre dos o más partes. Es decir, es un justificante de la entrega de bienes o prestación de servicios por parte de una empresa o particular a sus clientes o proveedores. La única diferencia es que la factura electrónica tiene un formato digital, no es necesario escribir a mano cada dato. Por tanto y, en teoría, supone un importante avance, puesto que permite realizar este tipo de gestión administrativa de una forma mucho más fácil y rápida.

Ventajas de la factura electrónica

Las principales ventajas de la factura electrónica son el ahorro de costes, la mejora en la eficiencia de creación de facturas y la reducción del tiempo de gestión de las mismas. Pero para que su emisión sea posible, debe cumplir una serie de requisitos. En primer lugar, es necesario que tenga un formato electrónico. Su naturaleza permitirá que la empresa envíe la factura electrónica a sus clientes o proveedores a través del correo electrónico o de otro tipo de soporte digital que permita el envío de documentos entre varias partes.

La factura electrónica exige, a su vez, una firma electrónica para garantizar la autenticidad de la misma. La firma electrónica se realiza mediante un dispositivo digital que graba de forma inmediata la firma en sí, que sirve para confirmar la aceptación de dicha factura electrónica.

¿Quiénes están obligados a emitir la factura electrónica?

  • Las sociedades anónimas y las sociedades de responsabilidad limitada
  • Personas jurídicas.
  • Organismos sin personalidad jurídica que carezcan de nacionalidad española.
  • Las empresas que han unido sus esfuerzos de forma temporal.
  • Las empresas con establecimientos en España pero que no son residentes en nuestro país.

Los autónomos, por su parte, están exentos de la obligación de emitir una factura electrónica. Asimismo, las empresas que generen facturas con un importe inferior a los 5.000 euros tampoco estarán dentro del grupo de las entidades obligadas a emitir una factura electrónica. Así, lo establece la Ley.

 

Ventajas de la factura electrónica para la Administración Pública

La Administración Pública también tiene la capacidad de emitir facturas electrónicas. Cuando esto ocurre, las empresas que establecen relaciones comerciales con la Administración Pública se ven beneficiadas.

Por una parte, las empresas consiguen generar ahorros gracias a la disminución de los costes en la emisión de este tipo de documentos. De esta forma, las empresas cuentan con una mayor holgura económica que les permite mejorar su productividad y competitividad.

Las empresas que realizan transacciones con la Administración Pública tienen además la ventaja de que se simplifican notablemente los procesos de emisión. Toda actividad relacionada con la solicitud de datos o con requerimientos de información para realizar alguna tramitación, se realizará de una forma mucho más ágil y sencilla.

 

La Administración Electrónica: pensada para el futuro

Al igual que han surgido la creación de facturas electrónicas a través de las nuevas tecnologías, la Administración Pública se ha propuesto crear su propia Administración Electrónica. El objetivo es garantizar el acceso a la misma por parte de cualquier ciudadano mediante el uso de dispositivos móviles o tablets. La Administración Pública ya no estará presente solo de forma física sino que en el futuro se podrá contactar con ella a través de Internet, generándose un procesos administrativo online, seguro, rápido y de verdadera utilidad, no sólo a nivel empresarial.

También tendrá otro tipo de aplicaciones, más allá de las estrictamente relacionadas con la facturación y cuentas de las empresas. Por ejemplo, a nivel social, permitirá que personas con discapacidad puedan relacionarse en igualdad de condiciones que el resto de la sociedad, al poder realizar ciertos trámites desde casa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.