Numerosos expertos ya afirman que esta crisis es una crisis de liquidez a diferencia de la de 2008 que fue una crisis de deuda. La interrupción de la actividad abrupta que se ha dado por esta crisis sanitaria ha hecho que de la noche a la mañana miles de empresas dejen de facturar y de cobrar,  lo que se traduce en una presión insoportable sobre sus líneas de liquidez.

Esta situación está afectando a empresas con necesidades urgentes de financiación pero también a empresas solventes y con buena capitalización. Todas ellas se están enfrentando a dificultades y problemas recurrentes a la hora de buscar financiación, plazos de aprobación de créditos muy largos, muchos límites puestos por los departamentos de riesgos de las entidades bancarias, solicitud de garantías, etc.

Las grandes empresas, Apple, Amazon, Facebook cuentan de media con más de un 50% de su activo total en caja, es decir en metálico, pero las PYMES, Micropymes y sobre todo los  autónomos tienen que recurrir de forma urgente a la búsqueda de liquidez por no contar con tanta liquidez en sus balances para intentar salir cuanto antes de esta situación y evitar el cierre de empresas que fue la peor consecuencia de la crisis de 2008.

Paralizar el reparto de dividendos, liquidar stock con descuentos, refinanciar deuda son algunas de las medidas que deben tomar las empresas, pero acceder a financiación de forma rápida y sencilla es la clave para sobrevivir a esta crisis.

Financiar el circulante de una empresa es una de las mejores soluciones para conseguir liquidez en tiempos de crisis, anticipar ahora las facturas o pagarés que aún no han llegado a su vencimiento.

Soluciones para acceder a financiación de forma rápida y sencilla, justo lo que Gedesco ofrece a sus clientes, nuestros clientes obtienen la financiación en unas horas, con el mínimo papeleo y además de forma online, sin desplazamientos. Además disponemos de un fondo de 700 millones de €uros para inyectarlos a las empresas que lo necesitan tanto con operaciones de circulante como con préstamos a medio y largo plazo para reducir el impacto de esta crisis, ya llamada crisis de Liquidez.