descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 1 Abril 2013 | Casos de éxito

La aventura del extranjero: Inauxa

Inauxa(Industria Auxiliar Alavesa, S.A.) es otro caso de éxito que ha basado su desarrollo en la internacionalización. Esta empresa, especializada en la fabricación de componentes para la industria del automóvil, ha expandido en los últimos años su actividad por el extranjero con resultados notables. Según explican en su web corporativa: “La proximidad a nuestros clientes globales es de la mayor importancia para nosotros. Esta es la razón por la que en los últimos años nos hemos expandido a América y Asia, lo que nos permite contactar más rápidamente con nuestros clientes internacionales”.

Inauxa es una empresa fundada en 1976 dentro del Grupo Tubos Reunidos y especializada en la fabricación de palancas de cambio, bieletas de suspensión y otros componentes para automoción de alta complejidad técnica. Así, ha desarrollado y fabricado falsos bastidores para los principales fabricantes de automóviles de todo el mundo. Entre sus clientes se encuentran Volkswagen, Audi, Ford, Fiat, Daimler, SEAT, Renault, Nissan y muchos otros.

Pero es su política de internacionalización, elogiada por el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex), la que ha llevado a esta pyme a abrirse camino en un mercado tan competitivo como el sector auxiliar de la automoción. Básicamente, como expresa el Icex, Inauxa ha tratado de “hacer de la necesidad virtud”: el sector en el que se mueve se ha visto abocado a la internacionalización como consecuencia directa de la salida al exterior de las plantas de automoción que son su principal clientela.

Un ejemplo. Según el estudio del Icex y de Deusto Business School, Inauxa pasó de empresa local a global cuando tuvo que internacionalizar su producción porque su cliente principal decidió iniciar su producción en México y China. Así, Inauxa tuvo que seguirle como principal proveedor para evitar que su cliente comprase a un tercero para estos mercados (un proveedor más barato que, por eso mismo, podría a la larga convertirse en el proveedor para toda su producción). Para evitar esto, Inauxa se especializó en ofrecer un valor añadido que un proveedor más barato no podría proporcionar. Y lo hizo fabricando piezas difíciles de elevada complejidad técnica y cero defectos; y protegiendo sus diseños para evitar que pudieran ser fabricados por terceros países. De este modo, la I+D+i es una pieza clave de esta estrategia, lo que llevó a Inauxa a terminar creando sus propios diseños, mientras que antes los recibían de Alemania.

Un ejemplo de que la internacionalización, en algunos sectores, puede ser inevitable para sobrevivir, pero nunca imposible de llevar a cabo.

Otras noticias de interés

  • Un negocio del futuro: Osés RFIDUn negocio del futuro: Osés RFID “El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos”. Esta cita de Henry Ford encabeza la página web corporativa de Osés RFID, poniendo de manifiesto que la […]
  • Decathlon, un modelo basado en el I+D+iDecathlon, un modelo basado en el I+D+i La empresa francesa Decathlon abrió su primera tienda de material deportivo en 1976 en la ciudad de Lille y desde entonces se ha hecho con el mercado de este tipo de productos ampliando su […]
  • La automoción ha asegurado 3.000 nuevos empleos en lo que va de añoLa automoción ha asegurado 3.000 nuevos empleos en lo que va de año Las principales fábricas de automóviles instaladas en España aseguraron su futuro durante el primer semestre del año. A la espera de un acuerdo en la planta navarra de Volkswagen y a la […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.