Redacción Gedesco | 2 Agosto 2013 | Consejos para empresas

Invertir con criterio en tecnología es importante

Invertir con criterio en tecnología es importanteLa tecnología puede ser la gran aliada de una empresa. Las posibilidades que nos brinda son casi ilimitadas y en los negocios pueden facilitar la vida de empresarios, directivos, trabajadores y clientes de una forma difícilmente imaginable hace apenas algunas décadas. Pero ¿sabemos sacarle todo el partido a la tecnología? ¿Conocemos el punto justo en que la tecnología ayuda al desarrollo del negocio sin interferir en él?

Y es que la tecnología, como casi todo, es buena en su justa medida. Un abuso de ella al final resulta desastroso. Una tecnología que no ayuda al crecimiento de una empresa probablemente lo entorpece y entonces se convierte en prescindible.

En tecnología lo caro puede salir barato

Es fundamental empezar por explorar las posibilidades que la tecnología le brinda a nuestra empresa. Éstas normalmente están relacionadas con la producción, la promoción y la comunicación. Aunque las ventas online son una realidad que no deja de crecer, habrá que analizar si el producto o servicio que ofrecemos tiene tirón para esta forma de compra.

Uno de los principales enemigos de la inversión en tecnología es la falta de liquidez. Es normal que en periodos de crisis muchas empresas se lo piensen dos y tres veces antes de comprar tecnología. Sin embargo, siempre hay que pensar en el largo plazo y muchas veces una inversión fuerte en tecnología supone un ahorro importante que es amortizado con el tiempo. Además, existen fórmulas pensadas precisamente para disipar las dudas a este respecto en pequeñas empresas. Se trata del alquiler y del leasing de tecnología.

La tecnología hay que mantenerla

En relación a las empresas que llevan algún tiempo funcionando y ya han hecho una inversión en tecnología es importante pensar en el mantenimiento y la actualización de los equipos o sistemas. Siempre con la vista puesta en el ahorro pero sin sacrificar la calidad es posible que se encuentren fórmulas menos costosas de mantener y actualizar los equipos tecnológicos de una empresa. En este sentido la coyuntura puede ayudar a reducir los costes en tecnología.

La inversión en sistemas novedosos que puedan ayudar al desarrollo de la empresa puede ser una herramienta muy útil para capear los efectos de la crisis. Un ejemplo es el de la Web 2.0, en el que cada vez son más las empresas que invierten ya que actúa como plataforma publicitaria, de marketing, canal de venta y muchas otras cosas más. Y eso, a la larga, es ahorro.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.