Javier M Garcia | 19 Agosto 2013 | Consejos para empresas

Consejos para internacionalizar una empresa

 internacionalizar una empresaAunque la crisis que vivimos es casi de ámbito global, parece que los países del sur de Europa por el momento son los peor parados -y que me perdonen la expresión porque no es un juego de palabras. Sin embargo, vivimos en el siglo XXI y por suerte o por desgracia el mundo ya no es lo que era. Las distancias se han reducido y la internacionalización es una opción cada vez más real para muchas empresas.

Si el mercado local está contraído, ¿por qué no probar fuera? La demanda de muchos productos y servicios está congelada en España por la complicada situación económica de personas y empresas. Pero seguro que existen otros mercados con gran demanda y poca oferta de lo que nuestra empresa ofrece.

Encuentra el mercado que necesita el producto que ofreces

La internacionalización de una empresa es un proceso que lleva tiempo y requiere de mucha paciencia. Un paso previo importante es realizar un estudio para detectar en qué mercados tendría mejor acogida el producto que ofrece nuestra empresa. Se habla mucho de los mercados emergentes a la hora de lanzar una estrategia de internacionalización, pero debemos ser conscientes de que cada uno de ellos funciona con sus propias reglas y tiene sus particularidades únicas.

La coyuntura negativa en Europa ha fomentado que otros mercados se abran a la inversión extranjera. Esto ha hecho que el fenómeno global de deslocalización no sólo no se haya detenido, sino que lo ha acelerado. Esa deslocalización, sobre todo llevada a cabo por grandes empresas, muchas veces necesita de industrias o servicios auxiliares en los países de destino. La opción de captar inversión y hacer negocio con las empresas transnacionales en terceros países es cada vez más real para las empresas españolas.

Haz negocio con empresas transnacionales deslocalizadas

Sin embargo, esa posibilidad requiere de un plan de negocio bien definido y de la necesidad de que nuestra empresa se muestre atractiva para la empresa transnacional con la que se quiere hacer el negocio. En el mundo de la empresa es el pequeño el que tiene que cortejar al grande. Por eso, es importante dar una imagen de seriedad y sobre todo de eficiencia. Una empresa que se deslocaliza busca una rentabilidad basada en la eficiencia.

Para lograr esa eficiencia y obtener buenos resultados en nuestra estrategia de internacionalización el factor tecnológico es imprescindible. Para dar un buen servicio, una buena imagen y, sobre todo, para lograr una buena comunicación nuestra empresa deberá invertir en tecnología.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.