descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 4 Diciembre 2012 | Casos de éxito

Innovación por vocación: Lanik Ingenieros

En 2008, el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) publicó un libro llamado Pymes españolas sin fronteras en el que destacaba la historia de 27 emprendedores que un día decidieron apuntarse al Programa PIPE (Plan de Iniciación a la Promoción Exterior) y que, a base de tenacidad y esfuerzo, habían llegado a triunfar internacionalmente. Entre ellos se encontraba Lanik Ingenieros, una pyme donostiarra que se encarga de poner techos, por decirlo coloquialmente, a diversas construcciones con cubiertas de formas espectaculares.

Lanik Ingenieros es una compañía fundada en 1977 en San Sebastián y dedicada al desarrollo de sistemas estructurales y a su puesta en servicio: diseño, fabricación y montaje final. Fue pionera en la creación de estructuras de manera laminada en España, haciendo honor al lema de la compañía: “innovación por vocación“. Por ello, Lanik trabaja con sistemas de patente propia y exclusiva, los sistemas ORTZ, SEO y SLO. Los dos primeros están compuestos por nudos esféricos y barras tubulares atornilladas entre sí que permiten una gran versatilidad de soluciones estructurales para la construcción de cubiertas de grandes luces, pudiendo aplicarse en pabellones deportivos y culturales, recintos feriales, instalaciones industriales y comerciales, aeropuertos, etc.

En sus inicios, la empresa se centró en la fabricación de estructuras convencionales para pabellones industriales, tratando de ofrecer nuevas soluciones. A mediados de los 80, Lanik desarrolló las estructuras de madera laminada que revolucionaron el sector. Entre sus trabajos, destaca especialmente la cubierta retráctil de la plaza de toros de Illumbe de San Sebastián, que en 10 minutos es capaz de descubrir 2.500 metros cuadrados. Un hito en el desarrollo de las cubiertas. Lanik también ha formado los techos del patio nuevo del Ayuntamiento de Madrid, los de la Caja Mágica, la cubierta de la plaza de toros de Vitoria y la del aeropuerto de Santiago. Recientemente, la compañía ha desarrollado un sistema monocapa que permite diseñar estructuras casi sin espesor y que es capaz de hacer invisibles cualquier muro o punto de apoyo, realzando la estética del proyecto.

Su aventura internacional, mediante el programa PIPE del Icex, comenzó con el encargo del hangar para el aeropuerto de Toluca, en México, seguido del metro de Medellín, en Colombia. En Portugal desarrolló las estructuras para las cubiertas de varios pabellones de la Expo de Lisboa. Lanik, dispone de personal permanente en Brasil y Portugal y tiene representantes en América, Europa, el norte de África y Oriente Medio.

La empresa comenzó su expansión internacional hace muy pocos años. Si al cierre de 2010 tan sólo había exportado el 5% de su producción, sus previsiones para el año que viene eran subir esta cifra hasta el 50% en las ventas internacionales en cerca de una treintena de países, según el Icex. Innovación e internacionalización, por tanto, son las dos patas en las que se apoya el crecimiento futuro de esta compañía en cuyas oficinas centrales trabajan en la actualidad 42 personas.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.