Redacción Gedesco | 31 Marzo 2017

Importancia de diversificar las fuentes de financiación: Caso Isolux

Diversificar las fuentes de financiación

Hoy hemos leído en todos los periódicos el titular de que Isolux se acoge al preconcurso por falta de apoyo de la banca, situación delicada para una multinacional de esta envergadura.

Esta medida nos recuerda el caso Abengoa, la cual adoptó una medida similar en noviembre de 2015 y tras largas negociaciones con sus acreedores lo evitó.

Basándonos en estos precedentes y en otros casos como los de Pescanova o Martinsa Fadesa, cabe hacer especial hincapié en la importancia de diversificar las fuentes de financiación para que las empresas no tengan que verse en esta tesitura.

¿Por qué diversificar las fuentes de financiación?

Del mismo modo que se diversifican los proveedores no financieros, hay que tomar conciencia de hacerlo con los proveedores financieros, dado que pueden darse situaciones como la que hoy es noticia, en la que los bancos, los mercados o los inversores no pueden ofrecerte una solución cuando más lo necesitas.

Contar sólo con una fuente de financiación supone contar con unos elevados riesgos empresariales y poca flexibilidad financiera.

¿En qué puede ayudar el factoring sin recurso a tu empresa?

El servicio de Factoring es el servicio adecuado para todas aquellas empresas que quieren anticipar el cobro de sus ventas de forma inmediata.

Con la modalidad de factoring sin recurso, es la entidad financiera la que asume el riesgo de insolvencia por parte del deudor, de modo que las empresas evitan impagados, además de no sumar CIRBE.

Por otro lado, mejoran sus ratios de balance, ya que el saldo de clientes se convierte en cobro al contado.

 

Cada vez va aumentando más el porcentaje de la financiación alternativa en nuestro país y aunque todavía queda camino por recorrer, es importante que desde las corporaciones e instituciones líderes, realicemos una labor pedagógica y divulgativa para que las compañías españolas conozcan otras alternativas, y que seamos capaces de adoptar las mejores prácticas de países como USA o UK, donde las empresas tienen en gran medida diversificada su cartera de proveedores financieros.

Este artículo pertenece a la categoría: