Redacción Gedesco | 2 Julio 2014 |

¿Qué impide el crecimiento de las empresas?

Crecimiento-empresas-consumo-energía-financiación-factoring-rentback

Las empresas todavía tienen mucho camino por delante para llegar a la senda de crecimiento que tenían antes de la crisis. Sin embargo, existen determinados factores que hacen que esta completa recuperación sea más difícil. Si bien es cierto que hay algunos que no dependen de ellas, otros sí que son intrínsecos a la propia empresa, por lo que basta con identificarlos e intentar ponerles remedio.

Hoy vamos a hablar de cuáles son los impedimentos más comunes que restringen la capacidad de crecimiento de las empresas.

Factores externos a la empresa

El primero de los factores que más afecta a las empresas, independientemente de su tamaño, es la financiación. Y es que la falta de liquidez ha sido uno de los elementos que más ha afectado a las empresas desde que comenzara la crisis.

Sin embargo, el hecho de que sea difícil encontrar financiación en la economía, no significa que sea imposible, sino que se debe recurrir a todas las formas de financiación posibles, incluyendo alternativas a los créditos bancarios como el factoring, el descuento de pagarés o el rent-back.

Por otro lado, otro factor que está afectando mucho a las empresas en los últimos meses, en función de su área de actividad, es el incremento del precio de la energía, de la que muchos negocios dependen para desarrollar su producción.

Pero si hay algo que ha afectado a todas las empresas, aunque sea en mayor o menor medida, ha sido la disminución del consumo ocasionado por la crisis y las malas perspectivas económicas, algo ante lo que desgraciadamente es muy difícil luchar sino es con ofertas y ajustando los márgenes de beneficio.

Factores internos a la empresa

De cualquier modo, sí que hay algunos detalles que pueden estar al alcance de la empresa para incentivar su crecimiento. Uno de ellos es la inversión, algo que aunque parece que en España se tiende a dejar de lado, si se hace de la manera adecuada puede suponer un buen empujón al negocio. Y por inversión no hay que entenderlo en el sentido restringido de invertir en bolsa, sino en activos o elementos que puedan mejorar la productividad.

Por último, y en relación con esta inversión, no hay que ceñirse al ámbito nacional. La internacionalización también puede ser la decisión necesaria para catapultar al éxito y al crecimiento a un negocio. ¿Cuáles son los factores que impiden que tu empresa crezca?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.