descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 11 Abril 2013 | Casos de éxito

IKEA, un concepto de éxito


Hoy por hoy es difícil encontrar en Europa a una persona que no haya comprado nunca o al menos entrado alguna vez en una tienda
IKEA. El gigante sueco del mueble, que revolucionó el sector con un modelo de negocio y unos conceptos de venta muy particulares, es hoy uno de los ejemplos que se enseñan en las escuelas de economía como casos de éxito.

Pero, ¿cuál es la base del éxito de IKEA? ¿Cómo han influido esas particularidades en su expansión por todo el mundo? Para responder a estas preguntas es importante que hablemos primero de la historia de su fundador, Ingvard Kamprad.

Kamprad, de las cerillas al autoservicio del mueble

Kamprad se dio cuenta desde muy joven de que podía sacar beneficios comprando cerillas al por mayor y vendiéndolas caja por caja. De ahí pasó a otros artículos como los bolígrafos, hasta que en la década de los 50 abrió su primera tienda de muebles. La entrada de IKEA en el mercado sueco de los muebles no gustó a la competencia, que promovió un boicot de proveedores contra Kamprad. La respuesta de éste fue empezar a diseñar sus propios muebles, uno de los conceptos diferenciadores de IKEA.

La inauguración de la tienda IKEA de Estocolmo en 1965 (entonces la más grande de la ciudad) fue todo un acontecimiento. Los accesos y las instalaciones se colapsaron de tal manera que fue cuando los responsables de IKEA se decidieron a abrir un almacén de autoservicio, otra de las señas de identidad de la empresa sueca. Es difícil hablar de IKEA sin hablar de su archiconocido catálogo. Y es que esta forma de venta fue la única que Kamprad empleó hasta 1963. Hoy sigue siendo la mejor herramienta de marketing de la compañía.

Ahorro de costes y productos competitivos con nombre propio

La gran innovación del modelo de negocio IKEA fue romper con esa distinción rígida que se da en las escuelas de negocios entre las empresas que compiten en costes y las que compiten ofreciendo un producto diferenciado sinónimo de calidad. IKEA ha conseguido ofrecer unos precios muy competitivos y al mismo tiempo dotar a sus productos de un sello inconfundible diferenciado de la competencia.

El ahorro de costes es algo que el propio Kamprad experimentó al vender los primeros muebles desmontados, que abarataban el precio de fábrica, pero además ocupaban menos sitio en los almacenes y minimizaban el riesgo de deterioro en el transporte.

Todas estas características son las que han llevado a IKEA a estar presente en 4 continentes y a contar con más de 120.000 trabajadores y trabajadoras.

Otras noticias de interés

  • Cultura + Tecnología = FnacCultura + Tecnología = Fnac El origen del nombre de Fnac proviene de las siglas francesas “Fédération Nationale d'Achats des Cadres”, nombre que pusieron a esta empresa sus dos fundadores André Essel y Max Théret […]
  • Decathlon, un modelo basado en el I+D+iDecathlon, un modelo basado en el I+D+i La empresa francesa Decathlon abrió su primera tienda de material deportivo en 1976 en la ciudad de Lille y desde entonces se ha hecho con el mercado de este tipo de productos ampliando su […]
  • El caso de éxito del grupo AlstomEl caso de éxito del grupo Alstom Tecnología, soluciones, innovación, inversión y compromiso son los valores que han acompañado al Grupo Alstom en España, donde ha sido pionero en la introducción del tranvía moderno, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.