Redacción Gedesco | 6 Julio 2016

Las empresas del Ibex 35 casi triplicaron los plazos legales de pago

Las empresas del Ibex 35 casi triplicaron los plazos legales de pago

Las empresas del Ibex 35 continuaron a lo largo de 2015 con el aumento en los periodos de pago a los proveedores. Las empresas más importantes en España, saldaron sus facturas pendientes en un plazo de 160 días, prácticamente el triple de lo permitido por ley a las empresas privadas (60 días), según un informe de la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM).

Consecuencias de los retrasos en los pagos

La pequeña y mediana empresa es la que más sufre con estos aumentos en el periodo de los pagos. Se ven en la disyuntiva de elegir entre contratos de cierto volumen o cobrar a tiempo, pues parece que según los datos aportados por el informe, ambas cuestiones son incompatibles.

Dicho análisis destaca también el aumento del importe total de las facturas que se liquidan por encima de los límites legales. Debido a esto, el año pasado se cerró con unos datos de morosidad de 54.110 millones de euros en las empresas del selectivo que superaban los 60 días legales. Los intereses de demora ascendieron a los 1.196 millones y el ahorro financiero supuso 1.065 millones de euros.

Luis Rodulfo, miembro del comité ejecutivo de Cepyme, detalla el impacto real que tiene el retraso en el pago para los proveedores: “El primero está relacionado con el aumento de los costes financieros y la caída en el margen de ganancia”. Con esto se hace referencia a que las empresas tienen que pedir un crédito para resistir hasta que el cliente realice el pago. “El segundo efecto”, prosigue Luis Rodulfo, “es el problema de liquidez, más grave y relacionado directamente con la supervivencia de la empresa. Si una firma no tiene caja para pagar las nóminas, el alquiler de las oficinas o la luz suele acabar echando el cierre”.

El miembro del comité ejecutivo de Cepyme afirma con estas declaraciones que el riesgo de que las oficinas cierren es real. El retraso en el pago a proveedores de las empresas del Ibex 35 explica que los afectados pidan un régimen sancionador. Esto se llevaría a cabo en caso de que los impagos sigan esta línea.

También puede ser interesante la promoción y mejora de acceso a soluciones que permiten anticipar en condiciones ventajosas el cobro de facturas sin pagar, como por ejemplo el factoring. Para casos como los descritos, una empresa que colabore habitualmente con corporaciones del IBEX 35, cobrará sus facturas emitidas al instante. Independientemente de cuándo abone la factura su cliente. Será una entidad financiera externa la encargada de adelantar dicha cantidad, pasando a ser nueva propietaria de los derechos de cobro de la mencionada factura.

Las empresas del Ibex 35 con mayores retrasos en los pagos

Según la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad, a finales de 2015 las empresas con los retrasos más acentuados en los pagos fueron Ferrovial (536 días); Acciona (425); Sacyr (337); FCC (195); ACS (188); y OHL (184).

De estas seis empresas del Ibex 35, solo Sacyr y Acciona disminuyeron los plazos en sus pagos si se compara el ejercicio de 2014 con el de 2015. Disminuyeron el periodo en un 12 y un 7 por ciento respectivamente. Por su parte, el resto de las empresas lo subieron hasta un 11% en el caso de OHL o un 10% de FCC.

Con estos datos se entiende por qué España está a la cabeza entre los países europeos con los plazos de pago de empresas más largos. Este dudoso valor lo comparte con Italia, Portugal y Grecia.

El retraso de los pagos por sectores y el cobro de las empresas

Si analizamos estos datos por sectores, el que más retraso en los pagos sufrió fue el sector del comercio y servicios, que conlleva un periodo medio de 255 días en 2015, frente a los 278 días de 2014 (datos del PMcM). Le sigue construcción e inmobiliario (248 días), seis menos que en 2014. El retraso en el pago en estos sectores empieza a disminuir. Por el contrario, el sector que aumentó su tiempo de liquidación fue energía, más concretamente en un 9%.

Sin embargo, aunque las empresas del Ibex 35 realicen estos retrasos en los pagos, ellas sí que cobran antes. Las empresas no financieras del Ibex tuvieron un periodo medio de cobro de 68 días, frente a los 74 días de 2014.

Este artículo pertenece a la categoría: