Redacción Gedesco | 7 Septiembre 2015 | Toda la información sobre Pagarés

Historia del pagaré

Historia del pagaré

El nacimiento del pagaré se remonta a la Edad Media, en el norte de Italia. Los habitantes de las ciudades de esta zona comenzaron a emplear el pagaré para evitar llevar grandes cantidades de dinero en efectivo cuando realizaban largos desplazamientos. Los caminos estaban plagados de bandoleros que podían hacerse con ese dinero.

No fue hasta 1829 cuando el pagaré se regula, por primera vez, en España en el Código de Comercio. Ya en 1885 el pagaré pasa a ser regulado directamente por el Código de Comercio. Sin embargo, durante una década, entre 1885 y 1995, se deja de usar el pagaré. Es en 1995 cuando el pagaré se revitalizó gracias a la creación de la Ley Cambiaria y del Cheque el 16 de julio. Se convirtió en la norma básica de utilización del pagaré.

Entre el 2008 y el 2012, proliferaron las Comunidad Autónomas españolas que comenzaron a emplear el pagaré, con cada vez más descuentos pagaré. Desde entonces, se han elaborado múltiples informes sobre la situación del pagaré en España. En 2012 eran 70.000 empresas españolas las que habían descontado pagaré, lo que supuso la circulación de 800 millones de euros.

Gracias al pagaré, el sector de la construcción y el transporte se han visto revitalizados, siendo los dos sectores más beneficiados del empleo del pagaré por parte de las empresas.

¿Qué es un pagaré?

El pagaré es un título formal firmado por una empresa que se compromete con su cliente a pagarle el importe acordado. La cantidad se puede abonar tanto en euros como en otra moneda extranjera que sea admitida para la cotización oficial. La empresa que sostiene el pagaré se ciñe a la fecha y lugar establecido para realizar el pago.

El pagaré está compuesto por los siguientes componentes, recogidos en la Ley Cambiaria y del Cheque:

  • Está encabezado por la palabra pagaré en el idioma que se utiliza a lo largo de todo el título.
  • El pagaré debe recoger la promesa por parte del cliente de qué pagará lo acordado a su proveedor sin pedir nada a cambio. No existen condiciones para cobrar el importe.
  • El nombre de la persona a quien va dirigido el pagaré debe aparecer escrito en dicho título para saber de forma oficial quién debe ser el beneficiario.
  • En el pagaré aparece tanto el lugar y la fecha de emisión del mismo como su fecha de vencimiento.
  • Se especifica en qué lugar se abonará el pago del pagaré. En el caso en que este dato no aparezca, el pago se realizará en el mismo lugar desde el que se ha emitido el pagaré.
  • Al final del pagaré, aparece la firma del emisor del título. Esto es obligatorio para que el pagaré sea válido y poder negociar pagares.

Edad Media-actualidad: surgimiento de los tipos de pagaré

  1. Pagaré a abonar en cuenta o cruzados: los firmantes del pagaré lo ingresan en cuenta.
  2. Pagaré a la orden o endoso de pagaré: El beneficiario del pagaré tiene la posibilidad de ceder el título a un tercero sin la obligación de tener que informar al firmante del mismo.
  3. Pagaré no a la orden: Si el beneficiario del pagaré quiere transmitir el título a un tercero deberá notificárselo al firmante del mismo. El beneficiario, además, adquiere el derecho a ceder el pagaré a una entidad financiera, informando previamente al firmante para que éste no se niegue a pagar el pagaré. Si el firmante sigue sin cumplir con su parte, es el beneficiario el que tendrá que acudir a él para cobrar el pagaré.
  4. Pagaré a la vista: el pagaré se paga en el mismo momento en que se presenta.
  5. Pagaré a fecha fija: se establece un día específico para el pago del pagaré.
  6. Pagaré bancario: procedente de entidades bancarias.
  7. Pagaré de empresa: incluyen requisitos específicos de las empresas.

 

Otras noticias de interés

  • Descuento de pagarés de la construcciónDescuento de pagarés de la construcción El negocio de la construcción empieza a reactivarse en España. ¿Vas a renunciar a sumarte a la primera temporada de crecimiento en el sector de los últimos años? Evidentemente los […]
  • El pagaré conformado: máxima seguridad de cobroEl pagaré conformado: máxima seguridad de cobro La morosidad es uno de los grandes problemas de la economía española. La media de pago de facturas, tanto por parte de la Administración Pública como por parte de las entidades […]
  • Acción cambiaria en la letra de cambioAcción cambiaria en la letra de cambio Gracias a la acción cambiaria en las letras de cambio, se puede reclamar tanto el pago como los intereses moratorios que se ocasionan desde el día en que vence el título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.