Redacción Gedesco | 5 Marzo 2015 |

Cinco herramientas que todo Director Financiero debe conocer

Cinco herramientas que todo Director Financiero debe conocer

La definición clásica de Director Financiero hablaba de un cargo responsable de las decisiones de la empresa en materia de inversión y financiación. Sin embargo, esta figura ha ido asumiendo nuevas funciones, que obligan a los directores financieros a utilizar una amplia gama de herramientas para ejercer de forma eficiente sus responsabilidades.

A continuación listamos cinco herramientas que todo director financiero debe tener bajo control en la actualidad:

  1. Flujo de caja. Es la variación de entradas y salidas de efectivo en la empresa para un determinado periodo de tiempo, que se mide a través del Estado de Flujos de Caja. Esta herramienta es imprescindible para medir los ingresos y egresos –salidas de dinero- en la organización, ya que ayudará a realizar una previsión de la capacidad del negocio para, sin ayuda financiera externa, atender a las obligaciones que contrae para realizar sus actividades.
    De esta forma, la capacidad de generar flujos de caja de cada línea de negocio determinará si la empresa necesitará financiación para su actividad comercial de forma temporal o estable.
  2. Grado de Apalancamiento. Se trata de medir el nivel de uso de los recursos financieros y operativos de la empresa, lo que determinará el nivel de rentabilidad para los accionistas. El apalancamiento operativo mide el uso de los costes fijos dentro de la estructura de la empresa y determinará incluso la política de precios que puede ejecutar el negocio. El apalancamiento financiero, es decir, la utilización de deuda para financiar las inversiones de la empresa permite aumentar la rentabilidad del capital aunque también aumentará el riesgo para el negocio en caso de dificultades comerciales.
  3. Punto de equilibrio. El punto de equilibrio es el nivel de producción que la empresa necesita para cubrir sus costes y, por tanto, no incurrir en pérdidas con su actividad. Se trata de encontrar el punto exacto en que los ingresos y todos los gastos se equilibran. La relación entre costes fijos y variables y el volumen de facturación es básico para cualquier director financiero, ya que permite conocer –incluso antes de iniciar una nueva actividad- el nivel de ventas que será necesario para recuperar la inversión realizada.
  4. Cuadro de Mando Integral. El Cuadro de Mando Integral es una herramienta que permite establecer de forma clara e interrelacionar los objetivos de una empresa midiéndolos posteriormente con indicadores (KPI en inglés) para conocer su cumplimiento.
    El CMI o Balanced Score Card suele traducirse en una aplicación informática a la que tienen acceso todos los empleados y directivos implicados para conocer cómo la estrategia general de la empresa afecta a sus respectivas áreas, con lo que se trata de una herramienta de comunicación interna de gran valor para todos los niveles de la organización.
  5. Control de Gestión. El control de gestión es una función dentro de las empresas que permite medir el cumplimiento de objetivos dentro de la organización, en un primer momento de tipo operativo, aunque en los últimos tiempos estos procesos han empezado a medir el cumplimiento estratégico.
    El control de gestión parte de los sistemas de contabilidad de costes y se encarga de medir el cumplimiento de la planificación marcada para la empresa para encontrar desviaciones para que éstas puedan ser corregidas a tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.