descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 4 Septiembre 2012 |

El método perfecto para conciliar vida familiar y laboral: Grupo Mis Pollitos

En diciembre de 2006, cuando la crisis comenzaba a asomar la cabeza, Carmen Pazos Bejarano, una madre de apenas 30 años y embarazada de su segundo hijo, se lanzó a la aventura de crear una empresa con la idea de matar dos pájaros de un tiro: salir adelante económicamente al tiempo que conciliaba su vida laboral con la familiar. ¿Y cómo lograrlo? Pues fundando una guardería, a la que llamó Mis Pollitos.

Desde entonces todo ha ido viento en popa. La empresa comenzó con la gestión de una guardería con tres trabajadoras. Cinco años después cuenta con otros dos centros privados, gestiona el centro público del municipio de Dañinos de Salamanca y dispone de un centro concertado en la localidad de Castellanos de Moriscos. Más de 300 familias confían sus niños a esta empresa de educación infantil fiel a su filosofía: la mayor parte de los empleados son madres o mujeres embarazadas que desean alcanzar la complicada conciliación entre vida profesional y personal. Como consecuencia de este crecimiento, en el año 2010 la empresa creó una nueva sociedad con el apoyo de Andrés Grupo Empresarial, y así nació el Grupo Mis Pollitos.

La buena labor ha recibido sus frutos. El grupo de educación infantil acaba de recibir el Premio al Mejor Emprendedor en la VIII Edición de los Premios Pyme que organizan Ifema y el diario económico Expansión. En la entrega de premios celebrada en Madrid, Carmen Pazos mandó un mensaje optimista a los emprendedores: “Se puede. De verdad que se puede, sobre todo, si no se pierde la ilusión del primer día”, afirmó. Los organizadores, por su parte, destacaron la evolución de una empresa “nacida en plena crisis como un proyecto inicial de guardería y que ha evolucionado hacia un grupo de gestión de centros infantiles, bajo la filosofía de conciliar la vida laboral de las mujeres con niños”. El Grupo Mis Pollitos, añadieron, factura 700.000 euros y emplea con contrato indefinido a 40 trabajadores, de los que 38 son mujeres cuya edad media oscila entre los 22 y los 50 años.

Buscamos convertirnos en modelo de referencia en servicios sociales y educativos”, señala la empresa en su página web. Para ello, el grupo es pionero en incorporar las nuevas tecnologías entre los niños de 0 a 3 años, con elementos como las pizarras digitales, y en desarrollar la televigilancia web para que los padres puedan contemplar a sus hijos desde casa o desde el trabajo. Así, a través de un sistema de cámaras web al que se accede mediante una clave segura –para que nadie más que los relacionados con la guardería tengan acceso-, el centro de educación infantil ofrece una total transparencia a los progenitores sobre lo que sucede al otro lado de su puerta. Todo ello, por supuesto, sin olvidar lo más importante, la función principal de toda guardería: que los niños aprendan y se diviertan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.