Redacción Gedesco | 5 Octubre 2016 |

La drástica caída de la financiación pública en innovación

Los préstamos de inversión como alternativa a la falta de financiación pública

Durante la primera década del siglo XXI, el Estado no ha cesado de realizar ajustes presupuestarios que han acabado afectando a la inversión en I+D+i. De esta forma, los Presupuestos Generales del Estado en materia de innovación han caído un 30% respecto a su nivel máximo en 2009. Esta falta de financiación pública también se percibe en los presupuestos de las Comunidades Autónomas, que han descendido alrededor del 15% respecto a los niveles más óptimos dados en 2010. Son datos extraídos del informe COTEC 2016 sobre innovación en España.

¿Por qué es tan importante la financiación pública en innovación? Las Administraciones Públicas juegan un papel crucial en los proyectos de innovación, ya que tienen capacidad de financiar una gran parte de la actividad de I+D de los centros públicos y de garantizar fondos a los mismos. De igual forma, son las encargadas de diseñar los marcos legales que tienen como objetivo reducir las barreras con las que se encuentran las empresas a la hora de innovar.

Al hablar de innovación tenemos que hacer referencia a la Política de gasto 46, aquella que comprende los programas que ejecuta la Administración General del Estado para fomentar las actividades de investigación científica, de desarrollo tecnológico y de innovación dentro de España.

¿Cuáles son los datos de la Política 46?

El conjunto de la política 46 presenta una evolución decreciente. Los niveles máximos, que superaron el 90%, se dieron en 2007 pero esta tendencia positiva se ha ido disminuyendo hasta llegar al 62%, el mínimo porcentaje, durante el 2014. El motivo más determinante que ha dado lugar a esta política es el subsector Estado, los órganos de los distintos departamentos ministeriales. Además, en el subsector Estado se observa claramente cómo se ha producido un aumento del peso relativo de los créditos en relación a las subvenciones. Basándonos en datos, en 2004 se presupuestaba 2 euros en créditos y un euro en subvenciones. En 2014 los créditos se presupuestaron en 4 euros por cada euro en subvenciones.

Centrándonos en el ejercicio presupuestario del 2014, del total de 6.233 millones de euros presupuestados únicamente se han ejecutado 3.851 millones de euros, el nivel más bajo desde que se tienen datos. Respecto al subsector Estado, se ejecutaron 2.606 millones de euros de un total de 4.884 millones de euros presupuestados.

Los principales responsables de la poca concordancia entre euros presupuestados y no ejecutados son los sectores de investigación y desarrollo tecnológico-industrial y el de fomento y coordinación científica y técnica, los cuales no ejecutaron, en conjunto, el 75% del total de los recursos públicos sin ejecutar en I+D+i. Esto equivale a un total de 1.784 millones de euros. La explicación se encuentra en que gran parte del presupuesto corresponde con los créditos, que tienden a tener un menor nivel de ejecución que las subvenciones.

¿Cómo afrontar la falta de financiación en innovación?

Aunque las empresas no reciban financiación pública para sus proyectos en I+D+i, tienen una alternativa para hacer frente a este problema. Estamos hablando de los préstamos para inversión. Se trata de una financiación, destinada a las empresas de cualquier tamaño y sector, para que puedan desarrollar su negocio y experimentar un crecimiento empresarial.

En estos casos, las compañías no tienen la necesidad de acudir a una entidad bancaria para beneficiarse de los préstamos para inversión. Existen otro tipo de entidades financieras que ofrecen estos préstamos dirigidos, exclusivamente, a la inversión en I+D. Además, esta financiación no requiere de grandes trámites ni exceso de documentación, es un procedimiento rápido y sencillo.

Otra característica de los préstamos para inversión es que no suman CIRBE. En otras palabras, no suman riesgo bancario. Las empresas no tienen la obligación de renunciar a otro tipo de financiación cuando se benefician de los préstamos para inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.