Redacción Gedesco | 4 Mayo 2015 |

Financiación: ¿es el MARF una opción para las pymes?

Financiación: ¿es el MARF una opción para las pymes?

El MARF (Mercado Alternativo de Renta Fija) surge en 2013 con la intención de facilitar que las pequeñas y medianas empresas tengan canales de financiación por emisión de títulos de renta fija. Aquellas entidades solventes encontrarían aquí, teóricamente, una fórmula alternativa para financiarse, puesto que las condiciones para emitir aquí son más accesibles y flexibles que las que se encuentran en otros canales de crédito más habituales. En la teoría todo encajaba, pero en la práctica: ¿está sirviendo en MARF para financiar a empresas de tamaño mediano y pequeño? Los datos, nos hacen pensar que la fórmula no es válida para este tipo de organizaciones.

Según leemos esta semana en La Razón, desde que se produjera la apertura de este mercado, la mayoría de las operaciones que se han ejecutado corresponden a empresas con un buen volumen de facturación. Es decir, no podríamos calificar a estas entidades como pequeñas y, en algunos casos, ni siquiera como medianas. La mayoría de las pymes españolas están muy por debajo de las condiciones de facturación y financiación que tienen las entidades que sí han emitido títulos en el MARF. Sirva como ejemplo el siguiente dato. Las operaciones que se han realizado en este mercado de financiación alternativo son ejecutadas por empresas que, de media, tienen 605 millones de facturación. La gran mayoría de las organizaciones españolas están alejadas de esas cifras. De hecho, la empresa con una facturación más baja tenía 16 millones. Otras condiciones medias de estas empresas son un Ebitda de 70 millones o unos recursos propios de 241 millones, lo que excluye a una gran parte del tejido empresarial que, de media en España, factura por debajo de los dos millones de euros.

Conclusión: la financiación alternativa hay que buscarla en otro lugar

Esta afirmación va dirigida especialmente a las pequeñas y medianas empresas. Las cifras anteriormente comentadas ponen de manifiesto que el MARF es un lugar al que las pymes no pueden acceder. Así lo considera también el asesor financiero Juan Sáinz de los Terreros, quien en unas declaraciones en febrero del presente año, reconocía que el MARF está enfocado a empresas más grandes. En la versión online del diario económico Cinco Días, Sáinz de los Terreros recordaba que las emisiones de títulos han ido desde los 20 a los 50 millones de euros. Nuevas cifras que nos llevan a la conclusión de que el MARF no es para las pymes.

Financiación alternativa desde otros lugares

Este Mercado Alternativo fue puesto en marcha con la intención de delimitar la alta dependencia del tejido empresarial español de los créditos bancarios. Como concepto está bien planteado, puesto que, en efecto, España cuenta con un 80% de dependencia de los bancos en cuanto a préstamos a empresas. Estados Unidos o Reino Unido, por ejemplo, no superan el 30% y el 40%, respectivamente. Esto es importante porque, ante crisis bancarias como las que hemos vivido, las empresas no ven limitadas sus opciones de seguir invirtiendo y creciendo. En definitiva, la financiación alternativa a la bancaria serviría para reducir la dependencia de una única fuente de procedencia de crédito. De este modo, aunque los bancos, tal y como ha ocurrido en España, tengan una crisis y ‘cierren el grifo’ las entidades privadas no lo notarían de forma tan pronunciada, y podrían seguir con sus previsiones y planes de crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.