Hace unas semanas, agencias de rating y expertos como Moody’s o Standard & Poor’s, nos anticipaban que “los costes de la financiación en el mercado van a subir”.

Según Moody’s los costes de financiación subirán este año debido a 3 factores: el final del programa de compra de activos del Banco Central Europeo, los incrementos en los tipos de interés y las mayores emisiones de deuda que deben realizar para constituir antes de 2022 los colchones anticrisis que se les exigen.

Este escenario al que se debe enfrentar la Banca, afecta también a las empresas.

El final del programa de compra de activos del BCE anuncia que el actual ciclo del crédito acaba y por tanto las empresas verán cómo se encarece la financiación que necesitan.

La incertidumbre y el riesgo percibido por los inversores, promoverá un análisis más exhaustivo de la solvencia y las perspectivas de las empresas; exigiéndoles mayores retribuciones para compensar las posibles amenazas.

Ante esta compleja situación, las empresas cuentan con una alternativa: Diversificar sus fuentes de financiación y no depender exclusivamente de la banca. Al no depender únicamente de un solo proveedor financiero, se aseguran el acceso a la financiación que necesitan.

En Gedesco contamos con los principales fondos internacionales por lo que disponemos de los recursos necesarios para canalizar financiación a nuestros clientes ampliamente; les ofrecemos soluciones financieras a su medida incluso en periodos de incertidumbre y dificultad económica.

Financiación a corto, medio y largo plazo, que además de aportar una inyección de liquidez o incrementar la tesorería para poder acometer nuevos proyectos cuenta con un valor añadido como es que no computa en la CIRBE de las empresas

Anticiparse al escenario que ya nos describen las citadas agencias de rating, será clave en los próximos meses para muchas compañías, desde Gedesco seguiremos apoyando al tejido empresarial español que es el motor de la economía y de la generación de empleo y riqueza para nuestro país.