Redacción Gedesco | 22 Diciembre 2014 |

Tus clientes son tu mayor tesoro, aprende a cuidarlos

Importancia de fidelizar a tus clientes

Aunque dicen que conseguir clientes es muy difícil, tampoco es nada fácil mantenerlos. Y es que muchas empresas tienden a olvidarse de sus clientes en cuanto ya le han hecho una compra. Pero ¿por qué no pensar de una manera mucho más ambiciosa? ¿Por qué no intentar venderle más o conseguir que nos recomienden a sus conocidos? Lo conseguiremos con la fidelización.

La competencia cada vez mayor en los mercados y la dificultad de conseguir clientes nuevos hace indispensable utilizar estrategias de fidelización para asegurar unos ingresos mínimos en el negocio.

Mantener el contacto con tus clientes

Una de las herramientas más útiles al servicio de la fidelización son las ofertas y los descuentos especiales adaptados a cada cliente. Estos descuentos puedes hacérselos llegar a través de email o de correo ordinario.

Para obtener unos buenos resultados es importante realizar una buena segmentación, en la que identifiques el perfil de tu cliente con la edad, las compras más habituales que realiza o el importe que se ha gastado en compras anteriores.

Otra estrategia que hacen muchas empresas es regalar algún obsequio o realizar una oferta especial cuando es el cumpleaños del cliente.

Asimismo, es fundamental ofrecer un buen servicio post-venta, es decir, interesarse por  el cliente después de la compra. De este modo, el cliente se dará cuenta de que no solo estabas interesado en venderle, sino que además quieres asegurarte de que ha quedado satisfecho con la compra.

Otras maneras de fidelizar a tus clientes

En función de tu tipo de negocio, puede ser recomendable crear un blog para ofrecerles consejos prácticos a tus clientes. Además, el blog no solo te servirá para fidelizar, sino que también te ayudará a posicionarte mejor en Internet y a captar nuevos clientes.

Pero ante todo, y como base de cualquier estrategia de fidelización, lo que tienes que hacer es ofrecer un buen servicio. Ello no supone solo realizar la venta con una sonrisa y ofrecer buenos artículos, sino que cuando surja algún problema se le ofrezcan al cliente soluciones rápidas y que le contenten.

Además, si cuando vuelvan tus clientes a realizarte alguna compra nueva les recompensas con un pequeño descuento adicional, seguro que la fidelización continuará en aumento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.