Redacción Gedesco | 5 Mayo 2016 |

¿Por qué la factura electrónica es importante en el factoring?

¿Por qué la factura electrónica es importante en el factoring?

Todo intercambio de bienes o servicios debe ir acompañado de una factura que justifique la operación realizada y se le aplique el impuesto correspondiente. Las facturas electrónicas funcionan como las tradicionales, pero por vía telemática. Son documentos entre un emisor y un receptor, pero cuyo envío y transmisión se realiza a través de medios electrónicos (ficheros informáticos) y telemáticos (de un ordenador a otro). Van firmadas electrónicamente con certificados reconocidos, de manera que tienen la misma validez legal que las facturas emitidas en papel. La firma electrónica en estas facturas es imprescindible, ya que es la encargada de otorgar la  autenticidad del origen y la integridad del contenido. Es decir, que el documento (la factura) fue emitido por quien lo firmó y que la información no ha sido modificada después de su firma.

Ventajas de la factura electrónica

La factura electrónica evita errores humanos, favorece la conservación de las facturas en perfectas condiciones, y suponen un ahorro de papel, por lo que son respetuosas con el medio ambiente. Si nos fijamos, concretamente, en el factoring, las facturas electrónicas tienen importantes ventajas con respecto a las tradicionales.

Recordemos que el factoring es la cesión de los derechos de cobro que una empresa le hace a una entidad para que ésta adelante el dinero de las facturas correspondientes. Lo más importante para la ejecución de esta operación es que la empresa presente a la entidad las facturas en cuestión, porque pasan a ser responsabilidad de la entidad financiera y son el justificante de lo que la empresa debe recibir. Por ello, la factura electrónica en el factoring aporta grandes ventajas en el proceso:

  • Aporta rapidez, eficiencia y seguridad a las empresas que realicen operaciones de factoring. Además mejora la eficiencia del sistema financiero en general.
  • La automatización del proceso favorece la reducción (o eliminación) de los posibles errores que puedan producirse en la gestión, por lo que la eficacia en todas las gestiones relacionadas con esas facturas aumenta considerablemente.
  • Al tratarse de una firma electrónica certificada y reconocida, es más segura. La  compañía de factoring tiene una mayor seguridad y facilidad en los procesos de verificación del emisor del documento.
  • Brinda nuevas vías para obtener la conformidad del deudor y la toma de razón (definición de toma de razón). La firma electrónica es totalmente legal, así que se puede realizar esta operación perfectamente.
  • Se facilitan las opciones de financiación.
  • El periodo de financiación por parte de las entidades de factoring son mayores, ya que se transmiten por vía telemática en lugar de las tradicionales facturas en papel.
  • Se produce un ahorro de costes para ambas partes: la empresa que contrata el servicio y la entidad de factoring.
  • Facilita y fomenta que haya más empresas en estas operativas.
  • Este formato de la factura electrónica contiene todos los datos que necesita la entidad de factoring, por lo que se hacen posibles la normalización de los formatos interbancarios.
  • La factura electrónica provee la integración y automatización entre la cadena de suministro y la cadena financiera.

Poco a poco son más las empresas que se decantan por emitir facturas electrónicas. En la actualidad, sólo las empresas y autónomos que trabajan con la Administración Pública están obligadas por Ley a utilizar esta metodología. Aunque, con casi toda probabilidad, con el paso de los años esta fórmula de trabajo se extenderá al resto de operaciones comerciales, sean quienes sean sus protagonistas. En definitiva, operar bajo esta modalidad es beneficioso en cualquier caso, pero la factura electrónica favorece aún más al factoring, al facilitar este tipo de operaciones y aportar eficiencia a todo el proceso de gestión de cobro sobre facturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.