Redacción Gedesco | 3 Mayo 2015 |

Exportar también es cosa de los servicios

Exportar también es cosa de los servicios

En el pasado, cuando se hablaba de exportar en el ámbito empresarial siempre nos referíamos a la venta de producto físico en países extranjeros. Sin embargo, en los últimos tiempos ha habido un cambio de mentalidad en este sentido. La crisis ha servido para levantar ciertas barreras, entre ellas la apertura a la opción de exportar también servicios. Una buena agencia de diseño de páginas web en España, ¿por qué no puede diseñarlas del mismo modo en otros países? Aumentará su cartera de clientes considerablemente y, en función del servicio que ofrezca, puede incluso que no necesite invertir en una sede en el país en el que pretenda ofrecer sus servicios. Precisamente una página web bien traducida puede captar clientes de la misma manera que lo hace en España.

La oportunidad de España para exportar servicios

Si analizamos los datos de la economía española nos daremos cuenta de que España es un país en el que predominan los servicios. ¿Por qué no aprovecharlo? Actualmente, el sector servicios aporta en torno a un 70% del PIB. En cuanto a empleo, las cifras son similares. El sector servicios da trabajo a un 76% de las personas con empleo o, lo que es lo mismo, casi quince millones de personas.

Por tanto, tenemos un sector maduro que podría competir en otros ámbitos geográficos. Según los expertos, los sectores que más opciones de éxito tienen al exportar servicios son las ingenierías técnicas, los despachos de innovación en TICs, las empresas de comunicación y marketing, aquellas entidades relacionadas con el aprovechamiento energético y las que se dedican a resolver incidencias y gestiones informáticas.

Estas son las oportunidades detectadas por los expertos frente a otros sectores que tradicionalmente se han encargado de aumentar las exportaciones relacionadas con los servicios. En este punto, el turismo ha sido, tradicionalmente, el ámbito que más servicios ha exportado, coincidiendo también con un ámbito económico tremendamente desarrollado en España. Nuestro país es puntero en turismo, como certifica el hecho de que somos el tercer país más visitado del planeta, pisando los talones al segundo: Francia.

Además del turismo, existen otros ámbitos menos conocidos en donde España ya exporta servicios. Uno de los más destacados es el ámbito cultural, con la exportación de servicios audiovisuales como películas, series de televisión y juegos informáticos.

Por último existen otros sectores cuya exportación de servicios viene derivada de la exportación previa de bienes. Es decir, si nos fijamos en la exportación de productos manufacturados, existen un importante número de servicios relacionados con ellos que también son exportados, en la mayoría de los casos por las mismas empresas o países que han exportado previamente el artículo. Según las estadísticas de Valor Añadido que está elaborando en la actualidad la Organización Mundial del Comercio, el valor de las exportaciones de servicios adheridos a un bien supone la mitad de esa exportación, es decir, el 50%. Ese porcentaje, por establecer una comparativa que nos pone en valor, es superior al que tienen países como Francia, Holanda, Austria, Suecia, Italia o Alemania.

Qué es lo que más importa en las exportaciones

Según el estudio Exportaciones españolas de servicios: evolución, retos y perspectivas, que ha sido editado por el IEE (Instituto de Estudios Económicos) con la colaboración de ICEX (Instituto de Comercio Exterior) y CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) lo más importante para exportar servicios no es la cantidad sino la calidad. Las empresas españolas que más exportan son las que lo hacen a más mercados, y no con más tipos de servicios. Es decir, son empresas especializadas en un ámbito muy concreto, lo que les capacita para ser expertos en diferentes zonas geográficas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.