Redacción Gedesco | 15 Diciembre 2014 |

Evita incidencias en los pagos y cobros

Informes de riesgo de Infocif

Una de las claves para asegurar la viabilidad de un negocio es que haya un control adecuado de los ingresos y los gastos que hay. Y por ello, hay que vigilar de cerca que los cobros y los pagos no solo se hagan a tiempo, sino que lleguen a efectuarse y que no haya ningún tipo de contratiempo que pueda impedirlos.

En este sentido, Infocif proporciona dos herramientas que pueden ser de mucha utilidad y de las que vamos a hablar hoy, la calculadora del IBAN y los informes de riesgo.

Aumentar la confianza con los informes de Riesgo

Este mecanismo puede ser muy útil a la hora de trabajar con nuevos clientes o con otras empresas. La morosidad es un problema que puede llegar a ser muy contagioso, por lo que conviene tomar precauciones. Para ello, los informes de riesgo te permiten identificar la solvencia y la liquidez de la que dispone una empresa y por tanto si supone un riesgo entablar negocios con esa empresa.

Si ya de por sí te resulta difícil llegar a fin de mes en tu negocio, no te ayudará nada tener a un cliente que se retrase en sus pagos porque tenga deudas pendientes. Y es que si varios clientes no te pagan a tiempo, puedes ser tú el que tenga problemas a la hora de afrontar tus deudas con acreedores y proveedores.

Tan solo necesitarás la razón social o el CIF de la empresa para obtener toda la información actualizada que te permita conocer su riesgo comercial.

Menos errores con la calculadora de IBAN

El objetivo de esta peculiar calculadora es verificar una cuenta bancaria. De este modo, evitarás posibles errores, tanto al cobrar como al pagar una determinada cantidad, porque haya un número de la cuenta que no esté bien.

Pero no solo eso, sino que también podrás ahorrar, ya que muchas veces tienes que hacerte cargo del pago de comisiones incluso cuando la operación haya resultado fallida por una mala consignación de los códigos bancarios.

Y todo ello teniendo en cuenta la normativa a nivel europeo del nuevo IBAN, que está compuesto por 11 caracteres entre letras y números.

Con herramientas de este tipo podrás aumentar la seguridad y la confianza en tu negocio. ¡Pruébalas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.