Redacción Gedesco | 16 Octubre 2013 | Consejos para empresas

La evaluación de los recursos humanos como camino al éxito

RRHH, un departamento crucial en la empresa

Parece que algunas empresas poco a poco van superando esa idea de que el departamento de RRHH no es más que otra división netamente administrativa dentro de la compañía. De hecho, cada vez son más los directivos que se dan cuenta de la importancia de mantener una evaluación y un control constante, con indicadores claros, sobre el departamento de RRHH. Y es que la función de este departamento afecta de manera directa a la productividad, la calidad y, como consecuencia, al éxito de cualquier empresa.

Pero otras veces son los propios responsables de RRHH quienes, por falta de herramientas o por falta de interés, no evalúan de forma eficiente el rendimiento de su departamento. Herramientas hay, aunque no todas las empresas las ponen en práctica.

Es recomendable usar indicadores y encuestas de compromiso

La mejor manera de hacer una evaluación efectiva del área de RRHH es a través de indicadores que permitan cuantificar cómo la labor del departamento afecta a la calidad. Entre estos indicadores, existen algunos muy significativos, que si se manejan bien, proporcionan una información vital, como la productividad del personal o el plazo para que una nueva incorporación empiece a producir beneficios para la compañía.

Pero estos no son los únicos indicadores, ya que existen otros que analizan el grado de satisfacción del equipo de trabajo y cómo influye en el desempeño de sus funciones, como por ejemplo, la rotación del personal y su compromiso. Para ello, se pueden elaborar encuestas internas. Sin embargo, no conviene dejarlo todo en manos de las encuestas y es recomendable conocer día a día de primera mano el grado de satisfacción del equipo de trabajo.

Cómo presentar estos datos a los directivos

Así pues, una buena evaluación de los RRHH ayuda a alcanzar el éxito. Esto hoy lo saben en muchas empresas, pero todavía, algunos responsables de dicho departamento necesitan presentar una serie de resultados a los directivos de su compañía. En este sentido, un directivo entenderá mejor un análisis basado en indicadores. Hay tres que casi nunca fallan: los costes de contratación, la rotación del personal y la eficacia de la formación.

No es lo mismo hacer un análisis del departamento de RRHH basado en que existe una alta rotación que demostrarlo con hechos, y más difícil aún, hacerlo utilizando un lenguaje que los directivos estén acostumbrados a usar. El hecho de evaluar la eficacia en la formación puede ayudar a detectar si la empresa está malgastando dinero y tiempo que los trabajadores podrían emplear de manera más productiva.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.