Redacción Gedesco | 17 Febrero 2014 | General

Europa, destino de prestatarios internacionales

El euro como moneda de referencia

Ya se están empezando a ver algunos síntomas de la salida de la crisis de la deuda europea. Por lo menos, en lo que a financiación se refiere, parece que nuestro continente cada vez se está teniendo más en cuenta para recabar fondos. Y es que un buen síntoma de la salud de nuestra economía es que las empresas no europeas quieran emitir su deuda en euros, ya que eso significa que los mercados extranjeros están recuperando su confianza en nuestro continente. Según un artículo publicado el pasado mes de enero en el Financial Times, el viejo continente se ha convertido a lo largo de los últimos dos años en uno de los destinos favoritos de los foráneos para recaudar fondos.

Según este mismo diario, uno de los hechos que evidencian este aumento de la búsqueda de financiación en el continente es que las ventas de bonos corporativos denominados en euros se han triplicado desde el 2011. Además, tal y como ha comenzado el año, todo parece indicar que esta tendencia de crecimiento va a continuar.

¿Por qué Europa?

Entre los motivos que se posicionan como las claves de este mayor interés por Europa y por la financiación con bonos corporativos en nuestra moneda, está el hecho de que los costes de financiación son menores si la deuda se emite en nuestra moneda, que si se emite en sus monedas nacionales o en dólares.

Europa también supone una alternativa a la inversión. En principio, las empresas extranjeras tendrán mayores posibilidades de obtener esa financiación que necesitan si se diversifican a la hora de buscar inversores y no se centran solo en Estados Unidos o en Asia. El prestigioso diario también ha revelado que una de las causas de este auge es la existencia de un mayor grupo de inversores de renta fija en Europa. Se trata de un sector en el que podrían estar más interesados las empresas extranjeras.

EEUU, a la cabeza de las inversiones mundiales

Sin embargo, el dólar sigue siendo la moneda principal que atrae la atención de los prestatarios internacionales. Y es que las empresas de todo el mundo no dudan en acudir al mercado norteamericano cuando tienen que emitir su deuda o buscar financiación.

Competir con el dólar puede que todavía sea un horizonte más a largo plazo, pero un buen comienzo es conseguir que los prestatarios internacionales apuesten por nuestro continente en determinados ámbitos como el de la renta fija.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.