Redacción Gedesco | 24 Marzo 2016

Uno de cada tres españoles se ve montando un negocio

Uno de cada tres españoles se ve montando un negocio

Una de las alternativas más eficaces a la salida de la crisis es emprender. El alto desempleo en España, los trabajos precarios y el bajo sueldo recibido por parte de los trabajadores son tres de los principales motivos, además de la iniciativa propia, por los que los españoles tienen el deseo de convertirse en emprendedores. Tanto es así, que el 37% de las personas se ve montando su propio negocio, tal y como informa el Estudio global del Emprendimiento Amway, realizado en colaboración con la Universidad Técnica de Múnich y la empresa de estudios de mercado GfK.

No obstante, sigue siendo una cifra que se sitúa por debajo de la media respecto al resto de países del mundo, en los cuales el 43% de media tienen el deseo o los planes de crear su propio negocio como emprendedores.

La confianza de los españoles en el emprendimiento

El informe recoge que el 69% de los españoles confía en el autoempleo o emprendimiento como la mejor alternativa laboral. Sin embargo, existen diferencias en función de la comunidad autónoma. De esta forma, los madrileños y los catalanes son los españoles con mayor deseo e iniciativa para emprender su propio negocio con un 75%. Por su parte, en Andalucía se encuentra el porcentaje más bajo de personas con la intención de emprender llegando al 57%.

Asimismo, existen diferencias regionales en cuando a la confianza de los españoles para crear su propio negocio y ser independientes laboralmente hablando. En este sentido, el 57% de los canarios tiene la confianza de crear su propia compañía frente al 26% de los vascos que no se ven invirtiendo y dirigiendo un negocio propio.

El factor de la edad en el emprendimiento

Las diferencias de edad también marcan la iniciativa para emprender. Así, los más propensos y confiados para abrir su propio negocio son los millennials, es decir, la gente joven. El informe desvela que el 79% de los españoles menores de 35 años son los que muestran una mayor predisposición hacia el autoempleo. Son el grupo de población con una mejor visualización y entendimiento del emprendimiento. El 47% de los jóvenes ya se ve en un futuro cercano montando su propia empresa. Por su parte, la generación que les precede les sigue cerca con un 43% de iniciativa a emprender. Las personas más adultas son más reticentes a lanzarse a crear una empresa desde cero y siendo ellos los principales responsables. Solo 1 de cada 4 españoles adultos se ve con posibilidades y expectativas para ser autoempleado.

Los emprendedores españoles emigran en busca de financiación

En el último año, la tasa de emprendimiento española ha aumentado un 2%, alcanzando el 5,7% total, según el informe de la red Global Entrepreneurship Monitor 2015 (GEM). La media europea se sitúa en el 7,8%.

Los emprendedores españoles buscan el lanzamiento o consolidación de su negocio fuera de nuestras fronteras. El principal motivo es el financiero ya que en España no consiguen la financiación necesaria. Otra de las razones es para acceder a un mercado más grande y global. Normalmente, el negocio se crea en España y, posteriormente, se expande para seguir creciendo.

Europa se sitúa como el continente perfecto para los emprendedores españoles en relación al euro. Los países europeos son un lugar más favorable debido a la divisa común o a la libre circulación por el espacio europeo. Luxemburgo es el país que se presenta más interesante desde el punto de vista de la financiación. Las instituciones inversoras analizarán en profundidad el plan de negocio y, si les interesa, garantizarán fondos públicos que alcanzarán, al menos, la misma cantidad que tenga la empresa en fondos propios.

Este artículo pertenece a la categoría: