Redacción Gedesco | 25 Septiembre 2015 | Economía para todos

España por debajo de la media europea en emprendimiento

España por debajo de la media europea en emprendimiento

La Tasa de Actividad Emprendedora (TEA) en España creció hasta el 5,4% en 2014. En concreto, los negocios de reciente creación, con un ciclo de vida de tres años y medio como máximo, proceden de emprendedores entre los 18 y 64 años. Buenas cifras iniciales que han sido aportadas por el informe anual que elabora Global Entrepreneurship Monitor (GEM). Aunque la moneda del emprendimiento en España tiene otra cara. El mencionado crecimiento sigue siendo escaso, en comparación con los niveles de emprendimiento del resto de países europeos. España se sitúa por debajo de la media europea en cuanto a la capacidad para emprender e innovar.

Los datos del Informe muestran que la iniciativa emprendedora se mantiene en niveles similares desde el año 2011 en nuestro país. En los últimos cuatro años la tasa de emprendimiento apenas ha subido siete décimas. Mientras que en 2008 esta tasa era un 1,3% superior a la actual.

Datos de emprendimiento en España

La idea es que los emprendedores españoles se lancen a la aventura y abran su propio negocio, haciendo frente a la crisis. Pero las circunstancias económicas de España no ayudan a crear confianza en los emprendedores, según GEM. Las recientes medidas aprobadas por el Gobierno para impulsar el emprendimiento no están recogidas en el Informe, por lo que es probable que en el futuro la tasa de emprendimiento mejore en España.

Pero, por el momento, la realidad es que en España cierran más empresas de las que se abren. En concreto, en el año 2014, según este Informe, por cada 85 empresas nuevas que se crean cierran 100.

No obstante, el informe GEM recoge un alto nivel de optimismos por parte de los emprendedores españoles para abrir una nueva empresa. Los españoles confían cada vez más en la recuperación económica y se sienten capacitados para convertirse en emprendedores. Este optimismo ha aumentado desde el 2008, cuando comenzó la crisis en España, ya que existe un mayor porcentaje de emprendedores potenciales pasando del 7,5% al 8% en 2014, aunque un año antes se situaba en el 9,3%.

Motivos del emprendimiento y tipos de empresas de reciente creación

Existen dos motivos claros por los que los emprendedores deciden crear su propio negocio en España: por la capacidad y oportunidad emprendedora o por necesidad. De esta forma, el 55% de emprendedores adultos que abrieron una empresa en 2014, lo hizo por la oportunidad que se presentaba ante sus ojos.

En cuanto a las nuevas empresas, suelen ser pequeñas, en concreto con no más de tres trabajadores en la plantilla. Su actividad principal es la prestación de servicios a consumidores locales. Pero el problema que se encuentran es que no tienen ni recursos ni financiación para crecer. Todos los expertos alertan de la necesidad de exportar e internacionalizarse, aunque no todos los nuevos emprendedores tienen la capacidad financiera y recursos empresariales para llevar a cabo ese crecimiento.

Por lo tanto, la aspiración a la exportación es todavía reducida. Siete de cada diez empresas no piensan en la internacionalización de su negocio durante los 3 o 4 primeros años de vida. Esto se suma a la falta de innovación por parte de las empresas. Cuestiones que no favorecen a la competitividad de las empresas españolas en el mercado internacional.

Perfil del emprendedor español

Los emprendedores potenciales suelen tener una media de 37 años en comparación con los emprendedores consolidados que suelen oscilar entre los 45 y 54 años. El informe GEM revela que la mayor parte de los emprendedores son hombres, ya sean nuevos en la actividad emprendedora o veteranos.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.