Redacción Gedesco | 10 Enero 2016

Figuras o entidades que forman parte de una letra de cambio

Figuras o entidades que forman parte de una letra de cambio

Una letra de cambio es un método de pago con cierta antigüedad, pero que se está popularizando en los últimos años, debido a la falta de liquidez empresarial generada por la crisis. Para continuar con su actividad habitual, las empresas se han acogido a este tipo de fórmulas de pago que explicaremos a continuación.

Una letra de cambio es un documento mercantil, o un título de crédito de valor formal, que sirve para documentar una orden de pago en un lugar y en una fecha determinada. A través de este título, una persona ordena a otra el pago de una cantidad de dinero y debe realizarse dentro de la fecha de vencimiento.

Estamos ante un método de pago eficaz y seguro, ya que en caso de impago, la ley aporta garantías para el receptor del dinero. Esta es la razón principal por la que se elige la letra de cambio como método, puesto que aporta más seguridad al proceso.

Personas, entidades y herramientas en la letra de cambio

Entendiendo el proceso de la emisión de una letra de cambio como aquel en el que  una persona, ya sea física o jurídica (el llamado librador), ordena a otra (el llamado librado), que pague una cantidad de dinero a un tomador o tenedor (beneficiario), vamos a describir cada una de las partes, así como las entidades o procesos que intervienen o que pueden intervenir en la emisión y circulación de ella.

  • El librador. Esta es la persona acreedora de la deuda. La persona que emite la letra de cambio. Estamos ante la figura a la que se le debe un dinero y la encargada, por tanto, de emitir la letra de cambio para que el librador la acepte. En el documento deberá indicar el importe que debe, es decir, la cantidad de dinero que deberá pagar, y la fecha límite para realizarlo, así como el lugar en el que se hará. El librador puede ser también el beneficiario.
  • El librado. Es la persona que debe pagar. El librado es el deudor, quien debe pagar la cantidad expresada en el documento. Cuando le llegue la letra, el librado debe aceptar la orden de pago emitida por el librador, y pasará a tener la obligación de efectuar el pago en la fecha estipulada.
  • Beneficiario. También se le llama tomador, portador o tenedor. Es la persona o entidad que recibe el dinero de la letra. En otras palabras, a quien se le debe pagar. Es quien tiene en su poder la letra, para poder recibir su importe. Puede ser otra persona, o el mismo librador, según si éste quiere que el librado le pague a él mismo o a una tercera persona. Esto se produce cuando hay un endoso.

¿Qué es un endoso y quiénes intervienen?

Una letra de cambio se puede endosar. Un endoso es  la declaración contenida en la letra por la que el librador transmite a otra persona o endosatario, los derechos de cobro. En este caso el endosatario pasa a ser el beneficiario. En el caso de que se proceda a gestionar el documento bajo esta premisa, aparecen nuevas figuras que hay que tener en cuenta durante el proceso de pago:

  • El endosante. El que endosa una letra y se la transmite a un tercero.
  • El endosatario. El que recibe la letra.
  • El avalista. En caso de solicitarse un aval, la persona que garantiza el pago de la letra. Sobre él recaerán las acciones oportunas en el caso de que exista impago.

Otros Artículos:

Este artículo pertenece a la categoría: