Redacción Gedesco | 15 Mayo 2015 |

ENISA: qué es y para qué sirve

ENISA: qué es y para qué sirve

Las siglas ENISA significan Empresa Nacional de Innovación Sociedad Anónima. En una única línea de texto ya hemos dado bastantes pistas sobre qué es ENISA y para qué sirve. Es una empresa nacional, significando en este caso que es una organización empresarial de carácter público. Esto a su vez implica que esta entidad busca un beneficio de la sociedad española en general desde una Administración Pública. En este caso, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Ministerio del que depende ENISA. La otra palabra clave dentro de las mencionadas siglas es “Innovación”. Se trata, por tanto, de una empresa pública que pretende apoyar e impulsar proyectos empresariales innovadores. ¿Cómo lo hace? A través de la concesión de créditos y el fomento de actividades relacionadas con el capital riesgo, con el objetivo de favorecer la entrada de liquidez en aquellas empresas españolas que puedan ser consideradas como innovadoras.

Aunque la innovación no es el único parámetro para que una organización sea financiada por ENISA. La capacidad de crecimiento de esa entidad, y la aportación real que pueda generar sobre la sociedad, son también importantes a la hora de decidir qué empresa recibe capital tramitado a través del ENISA y cuál no. Estamos hablando de una organización que cuenta con más de 30 años de existencia (fue creada en 1982), periodo en el que ha concedido 3.778 préstamos por un importe total de 638,8 millones de euros. Esta entidad ha tenido una relevancia muy importante durante la crisis, trabajando para fomentar la financiación de ciertos proyectos que pudieran tener proyección y generar riqueza, en un momento especialmente delicado para España. Sin ir más lejos, el año pasado se llevaron a cabo casi 600 operaciones con un valor de 75 millones de euros. Una cantidad que crecerá en algo más del 50% para el año 2015, según las propias previsiones del ENISA, quien estima que para el presente curso realizará préstamos por valor de 113 millones de euros.

ENISA: cómo puedo acceder a financiación

En un momento en el que el crédito bancario brilla por su ausencia, han aumentado fórmulas de financiación alternativas, que han servido para que las empresas puedan continuar con sus planes de crecimiento. La dependencia de los bancos por parte de las empresas españolas, a la hora de conseguir crédito, es realmente elevada. Por tanto, el impulso desde ENISA para acceder a financiación proveniente de otras fuentes es de agradecer.

No importa la fase en la que se encuentre tu organización. Tanto empresas en fase de creación, como aquellas que necesiten financiación para su consolidación en el mercado, pueden acceder a programas del ENISA para conseguir sus objetivos. En la mencionada etapa de creación tenemos la Línea ENISA para Jóvenes Emprendedores, para pequeñas y medianas empresas de reciente constitución, creadas por emprendedores de menos de 40 años. Si tienes más edad, no debes preocuparte. Existe también una Línea ENISA para emprendedores sin límite de edad.

En la fase de crecimiento tenemos la Línea ENISA Competitividad, que pretende impulsar un proceso de expansión o una mejora competitiva necesaria para aumentar la eficiencia y la productividad. Por último, ENISA cuenta con dos líneas más, dirigidas a favorecer la consolidación de empresas de cierto volumen en su ámbito. Por un lado, tenemos la capitalización y/o búsqueda de deuda a través de los mercados alternativos del MAB o el MARF, especialmente dirigidos a la mediana empresa. Un paso más allá va la Línea ENISA de Fusiones y Adquisiciones, que financia operaciones societarias que permitan el crecimiento y aumento de competitividad de una empresa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.