La economía española es una de las más castigadas por los impagos y es que, cada vez, son más las empresas que no pueden hacer frente a las facturas en el vencimiento establecido. De hecho, y pese a que hay sectores con más morosidad que otros, esta tasa ha ido en aumento de forma generalizada y la tendencia no parece que vaya a cambiar en lo que resta de año. Por ello, resulta esencial para las empresas contar con los recursos necesarios para solucionar estas situaciones, así como para prevenirlas en la medida de lo posible.

Crecimiento de la tasa de morosidad en España

España se sitúa como el tercer país con una tasa de morosidad más elevada; de hecho, un 65% de las empresas han experimentado impagos durante el primer semestre del año, de acuerdo con Credit Bank. Este porcentaje ha aumentado un 2% con respeto a la tasa del año anterior. De hecho, la tasa actual de morosidad en el país es de un 4.6%, aunque se espera que esta se estabilice en el 4.5% durante el año 2023.

Sectores con más morosidad durante el primer semestre de 2022

Los sectores en los que se ha experimentado un aumento de esta tasa de morosidad son aquellos afectados, principalmente, por la inactividad forzada durante la pandemia. Además, se debe añadir también aquellos negocios que tuvieron que recurrir a los créditos ICO para obtener financiación: estos deben satisfacer sus cuotas sin haber recuperado completamente el volumen de su actividad. Así pues, los sectores más afectados por los impagos son:

  • Agricultura
  • Alimentación
  • Comercio textil
  • Electrónica
  • Servicios
  • Impresión y papel
  • Automoción
  • Transporte
  • Construcción y materiales

Además, de acuerdo con el baremo de Credit Bank, los autónomos son los más vulnerables y los que presentan una mayor tasa de impago. Del mismo modo, también se sitúan como los principales a la hora de no satisfacer las facturas dentro de los plazos establecidos.

Falta de reclamación de los impagos por desinformación

A pesar de las dificultades económicas que están atravesando muchos negocios en el país, los expertos de Credit Bank también señalan que el 11% de las empresas no reclaman sus pagos, algo que influye muy negativamente en sus cuentas. De hecho, se estima que un 5% de las empresas del país corren riesgo de cierre a causa de los impagos. Del mismo modo, también se estima que un 10% de los negocios nacionales deberán recurrir a financiación extra para compensar estos impagos en sus cuentas.

Los expertos que han llevado a cabo dichos estudios remarcan la falta de asesoramiento como causa principal a la hora de no reclamar las deudas. Por ello, desde esta entidad se anima a las empresas a buscar el asesoramiento necesario para poder hacer sus reclamaciones con una empresa especializada en la gestión de impagos.

Beneficios de contar con una empresa de recobros

Contar con los servicios de una empresa de recobros es esencial tanto para la prevención de los impagos, así como para su gestión.

Por un lado, tener a profesionales gestionando los expedientes de impago hace que las acciones que se llevan a cabo sean totalmente legales: algo exigido por ley. De este modo, no solamente es más fácil solucionar estas situaciones de impago, sino que las relaciones entre las partes se ven menos dañadas.

Por otro lado, estas empresas conocen bien los requisitos que deben cumplir las facturas para que estas puedan ser consideradas como válidas y, por ende, reclamables. Por este motivo, las empresas de recobro pueden asesorar a los negocios sobre toda la información que debe estar contemplada en este documento. Con ello, se pueden iniciar acciones mucho más favorables a la hora de reclamar las facturas que no se hayan hecho efectivas dentro de los plazos establecidos.

Recobrarte: asesoramiento a las empresas y gestión de los impagos

En España, son muchas las empresas que ofrecen los servicios de reclamación de impagos, aunque no todas ellas disponen de los mismos profesionales ni recursos, por lo que no pueden ofrecer los mismos servicios a sus clientes.

Si hay una empresa que destaca en el sector de los impagos es Recobrarte, pues no solo dispone de un completo equipo legal al servicio de sus clientes, sino que también ofrece una gran variedad de servicios.

¿Qué ofrece Recobrarte a sus clientes?

Recobrarte ofrece el servicio de gestión de impagos a sus clientes, aunque siempre desde la legalidad y sin ningún tipo de coacción. Todas las acciones que se llevan a cabo en sus procesos son las que están contempladas por la ley vigente.

Además, sus expertos del departamento legal también revisan todos los expedientes antes de iniciar cualquier tipo de proceso. El hecho de que una factura no esté hecha de acuerdo con los requisitos establecidos por ley implica que esta no será reclamable. Por ello, desde Recobrarte ofrecen asesoramiento constante en cada uno de sus expedientes en miras a la consecución del pago pendiente.

Por otro lado, Recobrarte también ofrece un servicio de asesoramiento a la hora de crear las facturas y otros documentos legales. Así, se evitan muchas situaciones de impago y, en caso de darse, estas son más fáciles de solucionar.

Por último, es destacable el hecho de que Recobrarte no cobre nada por sus servicios hasta que se haya conseguido el pago reclamado. De este modo, sus clientes no añaden más cargas económicas a su contabilidad.

Las empresas de recobro son pilares esenciales a la hora de gestionar los impagos, pero también para prevenirlos. Teniendo en cuenta el alza de la tasa de morosidad en el país, contar con los servicios de una empresa especializada es una opción para tener muy en cuenta.