Conocer los diferentes tipos de factura que se pueden emitir y cuáles son sus requisitos es esencial para evitar retrasos en los pagos, así como sanciones por parte de la administración. Por ello, contar con una herramienta de facturación en la nube es casi imprescindible si se quieren evitar estos problemas y se busca, además, optimizar el departamento de facturación.

Factura ordinaria: supuestos y requisitos

Cualquier tipo de factura es una justificación de una compra o venta de un bien o de un servicio válida a todos los efectos, por lo que debe ser detallada y especificar bien todos los conceptos.

La factura ordinaria es el tipo de factura que se usa en general para cada operación comercial que se efectúa. Este documento, para poder ser válido, debe incluir una serie de datos que, de acuerdo con el Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, son los siguientes:

  • Fecha y número de la factura
  • Identificación del emisor y del destinatario
  • Concepto de la transacción
  • Precio bruto de la operación
  • Impuestos o descuentos aplicables
  • Importe neto de la factura

Además de estos campos, una factura también puede incluir otra información, como puede ser el método de pago, datos de contacto alternativos, etc. Sin embargo, los conceptos especificados son esenciales para que una factura pueda ser atendida y reclamada en caso necesario.

Factura simplificada: supuestos y requisitos

Una factura simplificada es, como su nombre indica, una simplificación de la factura ordinaria. Esta factura solo puede realizarse si el valor total de la operación comercial no supera los 400 € con impuestos incluidos. Sin embargo, hay ciertos supuestos en los que este tipo de factura también se puede emitir si no supera los 3.000 €:

  • Ventas al por menor de ciertos bienes
  • Servicios o ventas de ambulancia
  • Transporte de personas
  • Servicios de hostelería y restauración
  • Salas de baile
  • Servicios telefónicos
  • Peluquerías y belleza
  • Aparcamiento de vehículos
  • Uso de instalaciones deportivas
  • Revelado de fotografías
  • Videoclub
  • Autopistas
  • Tintorerías

Como sucede con la factura ordinaria, la factura simplificada también debe especificar ciertos datos para que pueda ser considerada legal. Estos son:

  • Número de factura y fecha de emisión
  • NIF del emisor, nombre y apellidos o razón social del emisor
  • Descripción de los bienes o servicios que generan la factura
  • Tipo impositivo
  • Importe total a pagar

Las facturas que se emiten, además, pueden contener otra información adicional que el emisor considere de interés, pero toda debe ser clara y específica.

Vuzoon como herramienta de facturación

Al haber tantos tipos de facturas, cada vez son más las empresas que optan por usar programas de facturación en la nube. De hecho, estas herramientas facilitan mucho el trabajo, a la vez que optimizan los tiempos del departamento de contabilidad. Vuzoon es una de estas herramientas y no solo permite la correcta generación de facturas, sino que también permite gestionarlas y compartirlas con mayor seguridad.

Sin implementación: generar credenciales y empezar a usar

Lo primero que se debe destacar de Vuzoon es que no requiere de ningún tipo de implementación. Sus usuarios pueden empezar a hacer uso de ella desde el momento en el que se cree la cuenta y se generen las credenciales.

Gestión de la facturación: automatización de procesos

Generar facturas es simple desde su interfaz, así como también lo es gestionarlas. Además, cuando se reciben facturas dentro de la misma plataforma, Vuzoon las organiza automáticamente por organización, lo que hace que sean mucho más fáciles de localizar y gestionar.

Mayor seguridad: verificación de identidades

A la hora de compartir información, cada vez es mayor la preocupación por las estafas digitales. Con Vuzoon, este problema se elimina, pues toda la documentación generada no puede ser modificada por terceras personas. Además, todos sus usuarios deben verificar sus identidades mediante certificado digital o DNI electrónico, por lo que la suplantación de identidad es imposible.

Anticipo de facturas: líquido al momento

Esperar a los plazos de vencimiento de las facturas es algo que puede afectar muy negativamente a la contabilidad de las empresas. Por ello, los usuarios de Vuzoon tienen la opción de pedir un anticipo de todas aquellas facturas que se han generado dentro del programa.

Herramienta gratuita: menos recursos económicos

Por último, merece la pena destacar que Vuzoon es un programa completamente gratuito. Así, los negocios no deben preocuparse de agregar más pagos a sus cuentas.

El departamento de facturación suele ser el que más recursos recibe de las empresas, pues sus tareas son muy rudimentarias y requieren de mucho tiempo. Sin embargo, con herramientas de facturación en la nube, estas tareas se simplifican y se pueden automatizar. Y, con ello, se gestionan mucho mejor los recursos económicos.