Redacción Gedesco | 28 Julio 2014 |

Las empresas extranjeras y su influencia en nuestro país

Empresas-extranjeras-crecimiento-empleo-paro-inversión-economía

Para establecer una filial en otro país que no es el nuestro, es necesario tener en cuenta una serie de factores como la legislación, la tributación o el posicionamiento estratégico. En este sentido, para determinados países en España somos un enclave perfecto para establecer sus filiales. ¿Quieres saber cuáles son los países que más depositan su confianza en nosotros para expandir sus negocios y establecer nuevas filiales? Pues dos de nuestros socios comunitarios y otro país del otro lado del charco, Francia, Alemania y Estados Unidos, respectivamente.

Y es que según el Institutito nacional de Estadística (INE), estos tres países tuvieron el control de más del 40% del total de filiales extranjeras y casi la mitad de su volumen de negocio. No está mal, ¿verdad?

Vamos a ver un poco más en detalle hasta qué punto influye de manera positiva la actividad empresarial de las filiales extranjeras en nuestro país.

Productividad y aportación a la economía

Cabe destacar que más de la cuarta parte del volumen de negocio que se generó en 2011 en Industria, Comercio y Servicios perteneció a filiales de empresas extranjeras. En este sentido, las actividades con un mayor número de filiales extranjeras en nuestro país fueron las enmarcadas en el comercio al por mayor y las actividades profesionales, científicas y técnicas.

Pero para saber realmente la influencia que estas empresas extranjeras tienen en nuestra economía basta con ver los datos del volumen de negocio que mueven, que en el 2011 fue de más de 422.000 millones de euros.

Generación de empleo, generación de crecimiento

Y llegamos a uno de los puntos calientes de nuestra economía: el empleo o, mejor dicho, el paro. ¿Hasta qué punto contribuyen estas empresas a combatir el paro en nuestro país? ¿Realmente suponen un porcentaje considerable del empleo en nuestro país? Pues bien, según los datos del INE, más de un 1.200.000 personas trabajaban en 2011 en nuestro país en alguna filial extranjera, una cifra nada desdeñable teniendo en cuenta los alarmantes datos de paro con los que todavía contamos.

Por tanto, podemos terminar diciendo que es importante estimular el crecimiento interno pero que también es fundamental continuar estimulando la inversión extranjera de manera que cada vez sean más las empresas extranjeras que decidan establecer filiales en nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.