Redacción Gedesco | 20 Octubre 2014 |

Elementos clave en un plan de negocio

plan-negocio-objetivos-claves-cobros-pagos-financiar-cambios-organizativos

A la hora de enfrentarse a la tarea de preparar un plan de negocio debemos tener en cuenta que éste debe ser una hoja de ruta a través de la cual todos aquellos involucrados en la puesta en marcha de un negocio tengan claro cuál es el camino trazado para llegar a los objetivos marcados.

Las claves

Lo primero que debemos de tener en cuenta es que toda planificación ha de estar orientada a la consecución de unos objetivos, por tanto es esencial tener definidos éstos para saber a dónde quiere dirigirse la empresa.

Esos objetivos no sólo deben ser económicos. No debemos caer en el error de fiarlo todo a una proyección de ingresos y gastos que a priori son siempre muy difíciles de cuantificar. Los objetivos han de establecerse en términos económicos, organizativos, comerciales, etc.

Es importante establecer siempre una serie de hitos, puntos intermedios de control, que debemos de ir alcanzando como demostración de que vamos por el camino correcto. Esos hitos deben fijarse para todos los objetivos marcados.

El plan de negocio debe concretar cuál ha de ser el desarrollo productivo del proyecto: qué vamos a fabricar, a vender, qué servicios vamos a prestar. Además debe definir qué equipo va a ser necesario para llevar a cabo todas las tareas necesarias y la estructura organizativa que se creará para ello.

Otro factor esencial es definir cuál va a ser el mercado objetivo: los clientes a los que nos vamos a dirigir; cómo vamos a llegar a ellos, cual va a ser el modo de distribución de los productos, etc.

Lógicamente la parte económica es importante. Saber con qué recursos se cuenta, qué necesidades económicas son necesarias y cómo se van a conseguir, cómo se aplicarán los ingresos que se generen, etc.

Dentro del aspecto económico es importante gestionar adecuadamente el sistema de cobros y pagos, tanto desde el punto de vista de nuestra relación con los proveedores como con los clientes. Es este campo debemos de tener en cuenta que si la fecha de pago al proveedor es anterior a la del cobro al cliente estaremos financiando al proveedor mientras que nuestros recursos tardaremos más en adquirirlos. Si es al contrario, y cobramos antes de pagar, nos estaremos financiando ya con los recursos adquiridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.