Redacción Gedesco | 18 Noviembre 2014 | Financiación

¿Elegir rentabilidad o liquidez?

liquidez-rentabilidad-supervivencia-negocio-financiación-factoring

En nuestra vida diaria nos tenemos que enfrentar a la toma de decisiones que tienen diferentes costes de oportunidad, algunos apenas suponen una pequeña diferencia, como desayunar una tostada o un cruasán, mientras que otros pueden marcar la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Si estás al mando de un negocio, hay determinados costes de oportunidad que debes meditar mucho más. En este sentido, centrarte de lleno en la liquidez de tu negocio, ¿puede tener un coste de oportunidad muy elevado traducido en pérdida de rentabilidad? ¿También tienes que asumir un coste de oportunidad irreparable si te centras en exceso en la rentabilidad? ¿Qué factores hay que tener en cuenta para que una variable no vaya en detrimento de la otra?

Liquidez frente a rentabilidad

En situaciones económicas estables estos dos conceptos suelen ir de la mano, y una mayor liquidez suele ir acompañada de una mayor rentabilidad y viceversa. Pues bien, esto no sucede así cuando estamos en escenarios económicos inestables o adversos, y muchas veces se tiende a apostar de lleno por una de las dos opciones.

Antes de continuar, aclaremos brevemente estos dos conceptos. Liquidez es la capacidad para afrontar las deudas o compromisos que se tienen, mientras que la rentabilidad mide la capacidad para producir un beneficio extra de una inversión, ya sea en activos financieros, en capital humano o en cualquier tipo de elemento productivo.

Por un lado, está claro que obtener liquidez en la empresa es fundamental en el corto plazo, ya sea a través de mecanismos como el factoring o de otras formas de financiación.

Por otro lado, la rentabilidad también es importante, aunque sea más en el largo plazo, ya que es la que garantiza el crecimiento de un negocio.

La supervivencia del negocio

En situaciones de crisis hay que premiar ante todo la supervivencia del negocio, por lo que, sí, hay que hacer mayor hincapié en la liquidez.

Sin embargo, en contra de lo que muchas empresas piensan, hay que buscar un umbral en el que se tenga la liquidez suficiente para la supervivencia del negocio, pero sin olvidarse por completo de la rentabilidad a largo plazo.

De este modo, puedes utilizar mecanismos que te permitan afrontar tus compromisos más inmediatos mientras piensas en la implementación de instrumentos financieros o productivos que puedan aumentar tu rentabilidad en dos o tres años, por ejemplo. Y es que, ¿por qué elegir si ambas variables son importantes para empresa?

Otras noticias de interés

  • Cuándo debe una empresa buscar financiaciónCuándo debe una empresa buscar financiación La búsqueda de financiación por parte de las empresas viene determinada por el estado de madurez en el cual se encuentra la compañía: situación que tiene dentro del mercado donde […]
  • La financiación no bancaria avanza a pasos agigantadosLa financiación no bancaria avanza a pasos agigantados Como ya hemos comentado en alguna ocasión, una forma de financiación diferente a la que conocíamos hace años se está abriendo paso como la espuma: la financiación alternativa. Y es que […]
  • Si tienes ventas, tienes financiación.Si tienes ventas, tienes financiación. Cesión global La cesión global es una fórmula innovadora que ofrece Gedesco a clientes que quieran tener acceso a más financiación de forma integral.Somos tu partner financiero, […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.