Redacción Gedesco | 21 Enero 2014 | Consejos para empresas

El MAB, la opción para invertir en pymes

El Mercado Alternativo Bursatil (MAB), también llamado “la bolsa de las pymes”, es un mercado secundario en el que cotizan empresas de más baja capitalización que en la bolsa “tradicional”. El funcionamiento es muy similar a ésta, solo que los valores en los que se pueden invertir son empresas más pequeñas.

Si bien es un mercado compuesto principalmente por empresas vinculadas al sector tecnológico, no está exclusivamente pensado para éstas y podemos encontrar compañías de otros sectores. Está supervisado por el Banco de España y por la CNMV y las empresas que deseen salir al mismo deben pasar por unos controles similares a los de las empresas más grandes que cotizan en el mercado continuo.

Para las empresas el MAB ofrece la posibilidad de captar capital para su negocio. Para ello deben poner en el mercado el porcentaje de acciones de la compañía correspondientes al capital que pretenden obtener. Los inversores tienen la posibilidad de entrar en el accionariados de empresas pequeñas pero que pueden tener una fuerte previsión de crecimiento y hacerlo a través de un mercado regulado.

A pesar de que es un mercado que lleva funcionando desde 2010 no tiene todavía una especial relevancia y eso se suele traducir en el volumen de operaciones que se negocian y en la captación de dinero que se suele conseguir. Esto parece empezar a cambiar últimamente ya que el volumen negociado en 2013 ha multiplicado por cinco el registrado en el año anterior.

Hablamos siempre de inversión en renta variable, por lo que debemos contemplar el riesgo que eso supone si queremos invertir en este mercado. Durante estos años en los que lleva funcionando hemos podido ver valores que han sufrido una fuerte revalorización y otros que han perdido una gran parte de su valor, llegando a situarse al borde de la quiebra.

Al tratarse de empresas pequeñas, muchas en una fase inicial de su negocio, es un mercado más incierto y especulativo. Debemos contraponer la expectativa del beneficio futuro si se cumple el plan de negocio trazado por cada compañía con el riesgo de que ésto no ocurra, además la posibilidad de obtener una rentabilidad por dividendo es muy limitada, por lo menos en esas fases iniciales.

Por tanto el MAB es una oportunidad de inversión con unas características muy especiales y una opción a tener en cuenta a la hora de colocar nuestro dinero. Por supuesto cada empresa es diferente y a la hora de invertir en una u otra debemos analizarlas detalladamente y decidir en consecuencia.

Foto : Flickr | #HrSH!

Otras noticias de interés

  • Consigue ser un buen líder en tu pymeConsigue ser un buen líder en tu pyme Cuando se pone en marcha un negocio y se dirige a un equipo de trabajadores, en la mente de muchos jefes está la misma idea, ¿lo estaré haciendo bien? Cada día más en las escuelas de […]
  • Documentos comerciales claves e indispensables para exportarDocumentos comerciales claves e indispensables para exportar Las empresas en nuestro país cada vez se esfuerzan más por exportar. No solo las grandes empresas, sino que las pymes también buscan expandirse y vender sus productos y servicios fuera […]
  • Dónde poner en marcha tu empresaDónde poner en marcha tu empresa ¿Quieres poner en marcha tu negocio pero no sabes dónde? Aunque pienses que lo más sencillo puede ser establecerte en España, es posible que otras economías puedan ofrecerte ventajas […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.