Redacción Gedesco | 5 Agosto 2013

El funcionamiento del Fondo de Garantía de Depósitos

El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito tiene por objeto garantizar los depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las entidades de crédito. Los clientes de estas entidades tiene garantizados sus depósitos en caso de quiebra con el límite de 100.000 euros para los depósitos en dinero, o su equivalente en caso de otras divisas, y de 100.000 euros para los valores u otros instrumentos financieros. Estas dos garantías que ofrece el Fondo son distintas y compatibles entre sí.

El Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito satisfará a sus titulares el importe de los depósitos garantizados en los términos previstos reglamentariamente cuando la entidad haya sido declarada o se tenga judicialmente por solicitada la declaración de concurso de acreedores o bien cuando habiéndose producido impago de depósitos y siempre y cuando no se haya acordado la apertura de un proceso de resolución de la entidad, el Banco de España determine que la entidad se encuentra en la imposibilidad de restituirlos inmediatamente por razones directamente relacionadas con su situación financiera.

La garantía se aplicará por depositante, sea persona física o jurídica y cualesquiera que sean el número y clase de depósitos garantizados en que figure como titular en la misma entidad. Cuando una cuenta tenga más de un titular, su importe se dividirá entre todos los titulares, de acuerdo con lo previsto en el contrato de Depósito y, en su defecto, a partes iguales. Cada titular tiene garantizado hasta el límite máximo anteriormente descrito.

En una cuenta corriente en la que hubiera un solo titular y cuyo saldo fuera de 250.000 euros el FGD sólo le garantizaría 100.000 euros. Si en la cuenta hubiera dos titulares la garantía sería de 100.000 euros por cada titular. En el caso de una persona titular de varias cuentas la garantía sería de 100.000 euros, independientemente del número de cuentas y del saldo de las mismas.

No se consideran garantizados los depósitos realizados por otras entidades de crédito por cuenta propia y en su propio nombre ni los realizados por:

* Sociedades y agencias de valores
* Entidades aseguradoras
* Sociedades de inversión mobiliaria
* Sociedades gestoras de instituciones de inversión colectiva
* Sociedades gestoras de fondos de pensiones o de los fondos de titulización y de capital riesgo y los depósitos de las entidades que gestionan
* Sociedades gestoras de cartera
* Sociedades de capital riesgo y sus correspondientes sociedades gestoras
* Entidades cuya actividad principal sea la tenencia de acciones o participaciones
* Entidades financieras sometidas a supervisión prudencial.

Tampoco alcanzará la garantía a los valores representativos de deudas emitidos por la entidad de crédito, incluso los pagarés y efectos negociables, los certificados de depósito al portador, las cesiones temporales de activos y las financiaciones con cláusula de subordinación, los depósitos constituidos por empresas pertenecientes al mismo grupo económico que la entidad de crédito, los depósitos constituidos por las Administraciones Públicas.

Este Fondo se nutre de las aportaciones que realizan al mismo las Entidades de Crédito adheridas y que se establece en función del valor de los depósitos que gestionen. En concreto:

* Para las entidades bancarias: el 2 por mil de la base de cálculo de las aportaciones.
* Las Cajas de Ahorro: 2 por mil de las base de cálculo de las aportaciones.
* Las Cooperativas de Crédito: 2 por mil de la base de cálculo de las aportaciones.

Este artículo pertenece a la categoría: