Redacción Gedesco | 10 Abril 2013 | Economía para todos

El criterio de caja en el IVA: promesas electorales que las carga el diablo

criterio de caja

Uno de los compromisos electorales del Partido Popular era la implantación del criterio de caja en el IVA. Las continuas y justificadas quejas de muchas pymes, que tenían y tienen que ingresar el IVA antes de cobrar la factura, llevaron al nuevo Gobierno a asegurar que modificarían la Ley del IVA para que las pymes pudieran evitarse este gran problema. La fecha anunciada para la entrada en vigor de este sistema será el 1 de enero de 2014 aunque según se van datos sobre la manera en que se implantará este nuevo régimen surgen más comentarios en contra.

Desde el primer momento, tanto desde dentro de la propia Agencia Tributaria como del colectivo de asesores fiscales, se puso en duda la posibilidad de instaurar este nuevo sistema. Las dificultades en el control de la gestión y las obligaciones que deberían cumplir los que se acogieran al mismo hacían, sino inviable, muy dificultosa su puesta en marcha. Vamos a ver por qué.

En primer lugar sólo podrán acogerse al sistema las pymes con una cifra de negocio inferior a dos millones de euros y siempre que no estén acogidos al sistema de módulos. El régimen será de aplicación voluntaria y obligará a las que opten por este sistema a utilizarlo durante dos años, además las pymes que eligan la tributación del IVA según este criterio deberán hacerlo en todas sus operaciones. Hacienda someterá a un control fiscal más rígido a estos contribuyentes que además deberán llevar un registro oficial de cobros y pagos (ahora mismo los autónomos y profesionales no están obligados a ello y sólo deben llevar un control de facturas emitidas y recibidas). Eso podría complicar la gestión administrativa de estos negocios.

Por otro lado la cosa se complica todavía más para aquellas empresas que no quieran o no puedan acogerse a este nuevo sistema pero sí tengan clientes o proveedores que sí lo hagan. La nueva norma establece que en aquellas operaciones en las que una de las partes utilice el criterio de caja obligará a la otra parte a utilizarlo también. Esto es lógico, si una empresa no va a declarar el IVA hasta que cobre/pague una factura su cliente o proveedor debería declararla al mismo tiempo porque sino se produciría una grave distorsión del sistema. Sin embargo ese proceder conllevará un perjuicio para una de las partes.

Esto se debe a que las empresa que no utilicen el criterio de caja pero sí tengan proveedores y/o clientes que sí lo usen se verán obligadas a llevar una doble contabilidad del IVA. Por un lado para aquellas operaciones en las que se puedan utilizar el criterio normal y, por otro, para las que se desarrollen bajo el criterio de caja.

Con todo esto la puesta en marcha de este nuevo sistema se enfrenta a dos grandes problemas. El posible incremento del fraude fiscal, Hacienda no tiene medios para detectar aquellas operaciones en las que cada uno de los intervinientes utilice un criterio diferente, sólo se podrá hacer a golpe de inspección y ni los medios de la Agencia Tributaria ni la rapidez con las que éstas se desarrollan pueden garantizar un mínimo control.

Y el otro gran problema es que nadie garantiza que las empresas que no utilicen este sistema opten por no trabajar con las que sí lo utilicen. A la vista de las complicaciones que supone su aplicación, no es descabellado que algunas empresas prefieran trabajar sólo con aquellas que sigan el sistema actual, ésto podría suponer un grave problema para las que sí se acojan y que podrían ver su actividad comprometida si nadie quiere operar con ellos.

La cuestión de base de base y el origen de esta situación es la morosidad. Realmente si se cumplieran los plazos de pago legales no sería necesario establecer este nuevos sistema, ya que los casos en los que habría que ingresar el IVA antes de cobrar la factura serían mínimos. El afán de las autoridades debería ser de que no haya retrasos en los pagos, sobre todo cuando surgen de la propia Administración, de esa manera no sería necesario crear una sistema que ya antes de nacer tiene graves problemas para aplicarse.

Foto: Flickr | LordFerguson

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.