Redacción Gedesco | 20 Septiembre 2016 | Artículos y novedades sobre el Factoring. Soluciones Financieras

Efectos inmediatos del uso de factoring para la empresa

¿Cómo puede una empresa conseguir liquidez de forma inmediata?

El factoring es un instrumento financiero basado en la gestión de créditos derivados de la venta de productos o prestación de servicios. Mediante este recurso, una empresa cede el cobro de las facturas que tiene pendientes con sus clientes a una entidad de factoring. Este servicio garantiza el pago de la mayor parte del dinero pendiente de cobro, con la posibilidad de recibirlo antes de la fecha de vencimiento de las facturas. Por su parte, la compañía de factoring pasa a ser la única propietaria del crédito y, por lo tanto, titular de los derechos de cobro.

Vamos a explicarlo a través de un ejemplo. Una empresa de muebles realiza una venta a un cliente. De esta transacción se deriva una factura en la cual se fija el plazo máximo (fecha de vencimiento) para que el cliente pague el dinero que cuesta el mueble. A fin de evitar los impagos, la empresa de muebles puede beneficiarse del factoring, y ceder el cobro a una entidad de factoring.

Con este sistema se garantiza que va a recibir la cantidad de dinero pactada, excepto un pequeño porcentaje que se lleva la empresa de factoring, que le adelantará el dinero. Desde este momento, el dinero que vaya a pagar el cliente pasa a manos de la entidad que ofrece el servicio de factoring. De esta forma, la empresa de muebles ya no tiene que preocuparse de ninguna operación relacionada con la factura. Habrá cobrado en tiempo y forma, y contará con liquidez inmediata.

Dentro de este servicio se encuentra el factoring sin recurso a través del cual la entidad financiera asume todo el riesgo de insolvencia por parte de los clientes, lo que permite mejorar el ratio de endeudamiento.

¿Qué se consigue de forma inmediata con el factoring?

Beneficios que tiene el Factoring para las empresas

  • Obtención de financiación

La empresa que contrata el servicio de factoring se asegura recibir el dinero que le corresponde por las facturas emitidas. De esta forma, consigue un mayor nivel de solvencia, y liquidez económica para continuar con la actividad empresarial del negocio, sin que ésta se vea afectada. El factoring es un seguro de vida para las empresas, al proporcionar financiación y asegurar el cobro de facturas pendientes.

  • Garantía de cobro

No importa cuánto dinero deban pagar los clientes en cada factura o cuál sea la fecha de vencimiento de las mismas, ya que la empresa se garantiza el cobro, independientemente de las circunstancias. Una vez que la empresa ha firmado el contrato de factoring, está en condiciones de recibir el cobro de las facturas. Este pago se puede realizar de forma inmediata, a petición de la empresa, o esperar a recibirlo en la fecha de vencimiento de las facturas. Es una forma de evitar el riesgo de impago, siempre y cuando se utilice la modalidad sin recurso.

  • Gestión del cobro de clientes

Otro de los efectos inmediatos del factoring es que la entidad financiera comenzará a gestionar el cobro de las facturas con los clientes. Esto permitirá reducir la responsabilidad del departamento de administración o financiero de la empresa, al no tener que estar pendiente de si los clientes han abonado o no las facturas, o de si éstas han sido enviadas y recibidas correctamente. Como consecuencia, se consigue un ahorro de tiempo y de dinero considerable para la empresa que ha contratado el servicio de factoring.

  • Reducción del endeudamiento bancario

El factoring permite reducir el riesgo financiero (no suma CIRBE), relacionado con los riesgos de préstamos, créditos, avales y garantías. De la misma forma, se mejoran los ratios de endeudamiento y se sanean los activos.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.