Redacción Gedesco | 13 Septiembre 2016 |

¿Cómo cambiar el domicilio social y fiscal de una empresa?

 

cambio de domicilio fiscal o social

Lo primero que debemos tener claro es que el domicilio social y el domicilio fiscal son dos cuestiones completamente distintas, por lo que los procedimientos para realizar modificaciones en estos apartados también lo son. El domicilio social de una corporación sería aquel en el que desarrollan las principales tareas de administración y dirección, según viene marcado en el articulado de la Ley de Sociedades de Capital. Sería el principal establecimiento de la empresa.

Por otro lado, tenemos el domicilio fiscal, que está relacionado con la Agencia Tributaria y el envío de comunicaciones sobre aspectos fiscales a la empresa. Puede que ambos se encuentren en el mismo lugar o dirección y, en efecto, en muchos casos es así. Pero no tienen por qué ser el mismo sitio. El domicilio social podría ser el lugar donde se realice una actividad de explotación, pero tener el domicilio fiscal en otra sede de carácter administrativo.

Cambios de domicilio social y fiscal

Más allá de las diferencias de concepto, es importante que sepamos que la comunicación de cambios en estos domicilios se realiza frente a entidades distintas. Mientras que la modificación del domicilio social se comunica al Registro Mercantil, los cambios de domicilio fiscal se realizan frente a la Agencia Tributaria.

Otra diferencia importante es que el primero requiere de una burocracia algo más compleja de la que encontramos ante Hacienda. Bien es cierto que actualmente las Administraciones o Registros se encuentran actualizando sus procesos burocráticos, con lo que quizás alguno de los descritos a continuación pueda ser simplificado próximamente.

El proceso de cambio de domicilio

proceso de cambio del domicilio fiscal o social

Anteriormente, era necesaria la aprobación por parte de la Junta General de la corporación, debido a que estamos ante una modificación de los estatutos de la empresa. Sin embargo, desde finales de mayo del año pasado, es posible que una corporación cambie de ubicación, dentro del territorio nacional, sin ser necesario el acuerdo de la Junta. Los Administradores podrán proceder al mismo, e inscribir una Escritura de cambio de domicilio en el Registro correspondiente.

El cambio de domicilio fiscal es incluso más sencillo. Debemos rellenar el modelo 036 de la Agencia Tributaria y remitirlo a dicha entidad con el nuevo lugar en el que queremos recibir las comunicaciones de Hacienda.

Qué ocurre con la Seguridad Social

Es importante destacar que los cambios de domicilio también deben ser comunicados a la Seguridad Social. En ocasiones, se olvida este último paso, y en realidad nos exponemos a multas, de no hacerlo en los seis días naturales inmediatamente posteriores al momento del cambio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.