Redacción Gedesco | 2 Enero 2016

Documentos comerciales claves e indispensables para exportar

Documentos comerciales claves e indispensables para exportar

Las empresas en nuestro país cada vez se esfuerzan más por exportar. No solo las grandes empresas, sino que las pymes también buscan expandirse y vender sus productos y servicios fuera de nuestras fronteras. La posibilidad de abrirse nuevos mercados, y conseguir nuevos clientes potenciales ha animado a las empresas a buscar estas vías de crecimiento. Además,  el valor del euro se mantiene en niveles que favorecen la competitividad de nuestros productos frente a otros países. La crisis ha fomentado esta tendencia y, de hecho, las compañías que han optado por exportar son las que más han crecido en los últimos años, al diversificar sus oportunidades de negocio en otros mercados geográficos.

Sin embargo, cuando una empresa decide exportar, debe tener en cuenta una serie de aspectos. Entre ellos, conocer la documentación necesaria para poder vender en el exterior. A continuación explicamos los documentos comerciales más importantes a nivel internacional, con la intención de facilitar las acciones de venta fuera de nuestras fronteras:

  • Factura comercial. Este es el documento más importante de todos los que se emiten en una operación exportadora. Se trata de una factura emitida por el vendedor o exportador cuando se ha confirmado la venta, con el fin de que el comprador abone el importe del producto o servicio que se ha adquirido.
  • Factura proforma. Este documento lo debe expedir el exportador o vendedor de la operación. Es un documento provisional, en el que se especifica la operación que se está llevando a cabo. Esta factura acompaña al envío de muestras sin valor comercial, y se utiliza para que el destinatario o comprador tramite la licencia de importación o para la solicitud de una apertura de un crédito documentario al banco emisor.
  • Factura aduanera. Este tipo de documento se exige en la aduana de determinados países. La debe emitir el vendedor o exportador, y el objetivo es llevar una estadística de las mercancías que se exportan o importan. En esta factura se detalla el precio de la mercancía que se está exportando. En los países en los que no se exige, puede sustituirse por una factura comercial debidamente legalizada.
  • Factura consular. Esta factura también la emite el exportador o vendedor de la operación. Se trata de un documento que debe ser visado por el consulado del país importador en el país exportador. Es decir, en el consulado del país al que se dirige la mercancía, ubicado en el país del que sale. Este tipo de factura se suele solicitar en las aduanas de algunos países, especialmente los latinoamericanos.
  • Lista de contenido. Como su nombre indica es un documento en el que se detalla el contenido de la mercancía. Se deben detallar los bultos, cajas o paquetes que se están enviando, así como el peso de cada uno y el contenido explícito del interior, identificándolos con un número y referencia. Es un documento de control de exportación que debe emitir el exportador.
  • Certificados de origen. Se trata de un documento para comprobar el origen de una mercancía. El objetivo de este certificado es satisfacer las exigencias aduaneras y/o comerciales. Entre este tipo de exigencias destaca la de la apertura de créditos documentarios, entre otras.
  • Cuadernos ATA y CPD. Son documentos de admisión temporal de mercancías. ATA viene del inglés, Temporary Admission y se refiere a la importación temporal de una mercancía por un tiempo menor a un año, sin tener que pagar aranceles. Este documento es válido para los 74 países que forman parte del sistema de cuadernos ATA. En España, los emiten las cámaras de comercio, y sustituyen a los documentos nacionales de importación y exportación temporal. Los cuadernos CPD cumplen la misma función que los ATA, pero en operaciones de exportación en Taiwán.
Este artículo pertenece a la categoría: