Redacción Gedesco | 27 Octubre 2014 | Consejos para empresas

La diversificación como estrategia para reducir riesgos

diversificar-inversión-riesgos-pyme-productividad

Todos hemos escuchado alguna vez el caso de alguien que, invirtiendo en el momento adecuado en un activo determinado, consiguió dar en el blanco y se enriqueció prácticamente por arte de magia. Sin embargo, nos sobran dedos de la mano para contar casos de este tipo, por lo que, para la mayoría de las pymes, es importante seguir estrategias que permitan reducir el riesgo, como es el caso de la diversificación.

Diversificar la inversión

Es importante empezar diciendo que toda inversión tiene su riesgo, por muy mínimo que sea, pero eso no debe empujarte a quedarte como estás. Y es que entre todos los factores que pueden traer crecimiento a una empresa, la inversión es uno de ellos.

Diversificar las inversiones no tiene por qué estar solo relacionado con invertir en acciones, bonos o activos financieros, sino que la inversión también puede ir relacionada con determinados activos reales o activos fijos que puedan incrementar la productividad de la pyme.

Pero la diversificación de las inversiones también tiene sus inconvenientes, y es que no se trata de la mejor estrategia si lo que se busca es obtener altos rendimientos en un corto plazo de tiempo. La diversificación es una estrategia a más largo plazo.

Diversificación en un sentido más amplio

Aunque al hablar de diversificación lo solemos relacionar con la inversión, podemos entender esta estrategia en un sentido más amplio dentro de la pyme.

En primer lugar, es importante diversificar en lo que a la financiación empresarial se refiere, de manera que la pyme no solo dependa de una determinada fuente de financiación. Existen numerosas posibilidades, desde las opciones más ambiciosas como el MAB o el crowdfunding, a las posibilidades más prácticas para el día a día como el factoring o el descuento de pagarés.

También es importante diversificar tanto con los proveedores que te abastezcan como con los bienes y servicios que ofrezcas a tus clientes. Por mucho que un proveedor o un producto determinado tenga mucho éxito, basar todo tu negocio en ellos aumenta sustancialmente el riesgo.

Cualquier tipo de diversificación te ayudará a diversificar el riesgo, ya que se supone que cuantas más posibilidades de elección tengas, menor será la dependencia. Y es que la dependencia única de una fuente de financiación, de una inversión o de un proveedor puede suponerte muchos quebraderos de cabeza. Toda estrategia de diversificación dependerá de la aversión al riesgo que tengas.

Otras noticias de interés

  • Sonreír cuando ya es imposibleSonreír cuando ya es imposible Aguantar cualquier revés, ese es el concepto. Probablemente, una de las mayores virtudes que debe tener un emprendedor. Ser capaz de encajar otro golpe, y otro, y otro, de poner la otra […]
  • ¿Vas a invertir? ¡Prepara tu presupuesto!¿Vas a invertir? ¡Prepara tu presupuesto! A la hora de buscar estrategias de crecimiento, una de las que siempre se ponen sobre la mesa es la inversión. Además de para crecer, la inversión también puede ser muy útil para la […]
  • S.A. y S.L., elige la que más te convengaS.A. y S.L., elige la que más te convenga Antes de poner en marcha una empresa es necesario llevar a cabo un proceso en el que se tengan claros una serie de factores. ¡Nada de dejar las cosas a la aventura! Y es que aunque […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.