Redacción Gedesco | 2 Mayo 2016 |

Ventajas del descuento de pagaré sin recurso frente a con recurso

Ventajas del descuento de pagaré sin recurso frente a con recurso

Un pagaré es un documento que contiene la promesa de que una entidad o persona se compromete a pagar a una segunda parte una cierta cantidad de dinero, dentro de un plazo de tiempo concreto. A su vez, la parte que recibe el pagaré se compromete a prestar un servicio o bien a cambio.

En ocasiones, quien recibe el pagaré necesita liquidación para su empresa o negocio o para hacer frente a una nueva relación laboral con un tercero. En estos casos, el pagaré se puede cobrar de forma anticipada mediante una operación de descuento, la cual integra intereses o un porcentaje de dinero. Esto es lo que se conoce como descuento de pagaré.

Existen dos tipos de descuento de pagarés: con recurso y sin recurso. El último de ellos es aquel que supone para la empresa o persona que recibe el pagaré una liberación de la responsabilidad en caso de insolvencia por el deudor del pagaré.

Ventajas del descuento de pagaré sin recurso

  • La empresa que recibe el descuento de pagaré sin recurso no estará expuesta a los impagados sobre sus cuentas.
  • Si el pagaré no ha sido pagado al vencimiento del mismo, el receptor no se verá afectado por este impago ya que la entidad financiera será la que asuma toda la responsabilidad.
  • La empresa beneficiaria del descuento de pagaré sin recurso no percibirá problemas de insolvencia o suspensiones en los pagos, adquiriendo una plena liquidez.
  • El receptor del pagaré tiene la posibilidad de descontar, uno a uno, los pagarés. De esta forma, no está obligado a vincular toda su facturación. Esta operación supone una importante reducción de los gastos.
  • Con el descuento de pagaré sin recurso, el receptor recibe una garantía total hasta el 100% de la factura, incluido el IVA. Además, no hará frente a indemnizaciones.
  • Este tipo de pagaré permite reducir el saldo de los receptores y, con ello, disminuir los plazos de cobro.

Cómo descontar un pagaré

En primer lugar, para que se pueda realizar el descuento de un pagaré es necesario que la empresa disponga de un cliente que le va a pagar con este título. Es decir, el cliente no abonará directamente la cantidad de dinero reflejada en las facturas emitidas por la relación comercial, sino que se compromete a abonar el importe en un momento específico y a través de este documento legal.

El siguiente paso es que la empresa o persona que ha recibido el pagaré contacte con una entidad financiera dispuesta a realizar el descuento pagaré. Una vez que la entidad financiera ha aceptado realizar el descuento de pagaré, se procede a la firma de un contrato entre ambas partes en el cual deben quedar reflejados todos los detalles de la operación, con importes e intereses incluidos.

A continuación, la empresa deberá endosar el pagaré a la empresa financiera, para poder estar en condiciones de conseguir liquidez para su negocio. Esta empresa no está obligada  presentar avales ni a pagar intereses.

El siguiente paso es cuando la entidad financiera abona la cantidad correspondiente al pagaré a la empresa de forma anticipada, si así se ha concretado entre ambas partes, o antes de la fecha de vencimiento de las facturas.

Por último, la empresa receptora del pagaré recibe, finalmente, la liquidez que necesita para poder continuar con la actividad empresarial y para poner fin a la situación de insolvencia. Sin el descuento de pagaré esto no hubiese sido posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.