Redacción Gedesco | 29 Octubre 2015 | Financiación

¿Cuánto cuesta a España la morosidad?

¿Cuánto cuesta a España la morosidad?

La morosidad es uno de los principales problemas de las empresas, tanto en pequeñas y medianas como en la actividad de los autónomos. Afecta directamente a las corporaciones y empresarios individuales, pero indirectamente termina afectando a la economía y bolsillo de todos los españoles, pues la morosidad empresarial tiene un coste financiero. Según se recoge en el último boletín elaborado por Cepyme, se calcula que los intereses por el retraso de los pagos en el segundo trimestre de 2015 ascienden a 960 millones de euros.  Esto supone el 0,1% del Producto Interior Bruto español.

El secretario general de Cepyme, José Alberto González-Ruiz, ha reconocido que la morosidad se está reduciendo poco a poco, aunque a un ritmo demasiado lento. Lo confirman datos como los recopilados por la agencia de noticias EFE:

  • el 90% de las pymes tienen facturas pendientes.
  • el 11% considera que nunca llegará a cobrar el 10% de su facturación.

González-Ruiz presentó el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial que ha elaborado Cepyme, en el que se pone de manifiesto la reducción de la morosidad entre empresas en el segundo trimestre de este año. En concreto la deuda se sitúa en el 67,7%, es decir, un 1,3% menos que en el trimestre anterior. Sin embargo, el periodo medio de pago está aún 20 días por encima de lo establecido por ley. Concretamente, las empresas están tardando, de media, unos 80,7 días en abonar las facturas pendientes.

En opinión del secretario general de Cepyme, algunas grandes corporaciones están pagando más tarde de forma intencionada, con el objetivo de mantener liquidez en sus cuentas.  Por ello, propone un régimen sancionador para eliminar casos en los que los retrasos puedan ser intencionados, y no derivados de una situación coyuntural.

Teniendo un régimen que sancione infracciones, las empresas se pensarán dos veces la idea de utilizar la morosidad como una práctica habitual o como un modo de financiación más. Además, se debe tener en cuenta que existe una morosidad extrema, en el que los plazos ascienden a 1.000 días y afecta al 0,1% de las pymes.

Según recoge la Agencia EFE, la economía en España necesita una reestructuración. El responsable de Cepyme afirma que “los deterioros de la crisis aún no se han corregido”. De hecho, reconocen que la mejoría de la morosidad se ha ralentizado, y aseguran que, desde hace tiempo, los indicadores que miden este parámetro no mejoran. Es decir, desde hace tiempo las pymes y los autónomos cobran tarde, y parece imposible reducir aún más esos días de retraso en el abono de facturas pendientes.

Las empresas desaparecen por culpa de la morosidad

La morosidad afecta hasta el punto de que empresas se ven obligadas a finalizar su actividad. El 30% de las pymes cierran a causa de los retrasos en los pagos, según la Comisión Europea. Cepyme, por su parte apunta que en el año 2014, 29.000 empresas cerraron por este problema.

Algunas Comunidades superan los 20 días de retraso

Por su parte, José Antonio Herce, director asociado de Analistas Financieros Internacionales (Afi), ha asegurado que lo que más se ha notado en la reducción de la morosidad es la bajada del porcentaje de crédito comercial en mora. A pesar de ello, existen ocho Regiones en España que superan en 20 días el plazo establecido por ley.

Extremadura lidera los retrasos, con un índice de  101,9 días de media en el plazo de los pagos. Le sigue Murcia, con 88,8 días; Madrid, con 86,3 días; y, en cuarto lugar, Andalucía (85,9). Por su parte, Aragón cuenta con las empresas que pagan en menor plazo, con una media de 73,6 días.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.