Redacción Gedesco | 9 Mayo 2015

Crowdsourcing: qué es y cómo funciona

Crowdsourcing: qué es y cómo funciona

Internet ha abierto el abanico de posibilidades para mejorar los negocios y su implantación está creando nuevas formas para llevar a cabo determinados trabajos. Es el caso del Crowdsourcing que es una herramienta para externalizar tareas y así disminuir la carga de trabajo de los miembros de una empresa. Además aporta creatividad y aire fresco a determinados procesos dentro de una organización, ya que ofrece la posibilidad de escuchar e integrar nuevas ideas. En una traducción más literal del término, cuando hablamos de Crowdsourcing estamos refiriéndonos a la tendencia que emplea la colaboración en masa a través de las nuevas tecnologías para ejecutar un determinado proyecto dentro de una organización.

 Crowdsourcing: cómo trabajar en esta modalidad

El Crowdsourcing busca externalizar o delegar tareas para dejarlas a cargo de un grupo numeroso de personas o comunidad. Esta comunidad, compuesta por profesionales cualificados presentará sus propuestas, ideas y candidaturas. Las empresas que usen el Crowdsourcing elegirán a las personas más aptas para llevar a cabo los diferentes trabajos, resolver los problemas más complejos y contribuir al desarrollo del negocio mediante nuevas y relevantes ideas.

El objetivo es desarrollar las tareas en un menor periodo de tiempo con resultados más eficaces gracias a más mano de obra y la aportación de soluciones. De esta forma, se reduce el esfuerzo por parte del cliente, proveedor o empresa. El elegido o elegidos dentro de una comunidad verán recompensado su trabajo de forma económica, material o incluso laboral.

Crowdsourcing: variaciones

Una de las variaciones de Crowdsourcing más conocida es la del Crowdfunding o Financiación Colectiva, que tiene el objetivo de buscar financiación para temas muy diversos. El Crowdfunding puede ir destinado al sector artístico (venta de discos, libros, películas o videojuegos), y también a start-ups o empresas de reciente creación que buscan financiación alternativa para mejorar sus negocios y hacerlos crecer.

En España y Latinoamérica es el Crowdsourcing más empleado con más de 60 plataformas destinadas a conseguir financiación. En nuestro país se logró, en 2012, más de 9,7 millones de euros mediante el Crowdfunding.

Este sería el ejemplo de participación colectiva más conocido y extendido. Aunque existen otros, podríamos catalogar como Crowdsourcing a aquellas acciones que se ejecutan en base a la colaboración colectiva para un mismo fin. Puede ser la financiación, la ejecución de un trabajo, la realización de un guión de cine, etc.

Ventajas del Crowdsourcing

  1. El Crowdsourcing es una herramienta que elimina las barreras de financiación por parte de las personas que quieren participar en proyectos colectivos.
  2. Las personas al ser anónimas adquieren una mayor confianza para decir lo que verdaderamente piensan sobre un producto o servicio sin la preocupación de que les relacionarán con lo expuesto.
  3. A través del Crowdsourcing, las empresas adquieren una gran variedad de ideas y propuestas que pueden impulsar el negocio y conseguir resultados de alta calidad. Las personas externas a la empresa ven las iniciativas desde otro punto de vista que puede cambiar el enfoque. Hay una generación continúa de ideas innovadoras, con el valor que esto aporta a una organización empresarial.
  4. El Crowdsourcing disminuye esfuerzos y costes porque la masa elegida no trabajará como un empleado más, simplemente ayudará a realizar determinadas tareas por una recompensa determinada.
  5. Las empresas pueden encontrar entre la comunidad elegida a una persona verdaderamente útil y que podrá dar resultados de cara a un futuro. Se abren nuevas puertas para proyectos futuros.

Otros Artículos:

Este artículo pertenece a la categoría: