Redacción Gedesco | 3 Agosto 2015 |

CRM y ERP: qué son y cómo ayudan a mejorar una empresa

CRM y ERP: qué son y cómo ayudan a mejorar una empresa

La productividad es consecuencia también de un trabajo más eficiente. Existen herramientas que ayudan a mejorar los servicios ofrecidos a los clientes, a través de una organización interna más eficaz. Sin necesidad de invertir más horas de trabajo, se pueden aprovechar mejor los recursos internos y la información de la que dispone una empresa. Para ello utilizaremos CRM y ERP.

Qué es un CRM y para qué se utiliza

Un CRM (Customer Relationship Manager o gestor de las relaciones con los clientes) es un software que permite recopilar información sobre los clientes de una empresa, con el objetivo de personalizar la relación con ellos. El CRM analiza el comportamiento de los usuarios para conseguir datos adicionales sobre ellos.

Esta información, permite adaptar los productos o servicios a las necesidades de los mismos, mejorar su experiencia como usuarios o potenciales clientes y, en consecuencia, mejorar nuestras opciones de venta. A la vez, los programas CRM permiten reducir el tiempo invertido en el estudio de los clientes, pues la obtención de esta información se obtiene con una gran rapidez.

Imaginemos que somos una compañía aérea que dispone de una página web para la venta de billetes. El programa CRM se encargará de analizar cuáles son los destinos más buscados o cada cuánto tiempo viaja un cliente. Con estos datos recopilados, podemos ofrecer al cliente vuelos complementarios, enviarle información sobre los vuelos que disponemos durante el periodo de tiempo que suele viajar o, incluso, aportarle información sobre los alojamientos del lugar de destino.

Ventajas de un CRM

  • Las empresas ofrecen servicios o información más completa a sus clientes gracias a la información recopilada por el CRM.
  • Un CRM permite una atención personalizada de sus clientes.
  • La información obtenida por un CRM nos permite identificar nuevas líneas de negocio y oportunidades de mercado.
  • Permite conocer los gustos y necesidades de los clientes según la época del año, la localización geográfica y otros parámetros. Cada persona es un mundo, se suele decir. Por lo tanto, consumen de forma diferente.
  • Se ahorra tiempo en el estudio de los hábitos de consumo de los potenciales compradores de nuestro producto o servicio.
  • Un CRM permite segmentar grupos específicos de clientes, para enviarles información específica relacionada con sus comportamientos, actividades y gustos personales.

ERP: optimización de la gestión interna de la empresa

Tal y como detallan sus siglas en inglés, los ERP son sistemas de planificación de recursos empresariales. Los ERP recopilan los datos generados en cada uno de los departamentos de una empresa, para tenerlos centralizados en un mismo software, independientemente de la temática de la información. De esta forma, los ERP permiten mejorar la gestión de los recursos de una empresa, para alcanzar una mayor optimización y que los empleados sean más productivos a la hora de realizar sus tareas.

Principales ventajas de un ERP para las empresas

  • Un ERP mejora la productividad de los empleados, gracias a una eficiente gestión de la información interna. Los trabajadores podrán acceder a dicha información en tiempo real, sin necesidad de volver a recopilarla.
  • Las empresas mejoran la comunicación interna, debido a la mayor integración de los departamentos.
  • Con un ERP se puede realizar un seguimiento total de la relación que tienen los clientes con la empresa. Permite detectar cuellos de botella o relaciones interdepartamentales que impidan una buena relación con los clientes.
  • Al recopilar la información de todos los departamentos, se puede extraer cómo ha sido el proceso de trabajo global, permitiendo identificar puntos de mejora con una mayor facilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.