Como profesionales del mundo de la financiación sabemos perfectamente que ser autónomo no es nada fácil. Especialmente porque ser autónomo implica luchar contra las adversidades en solitario y hacer frente a muchísimos problemas que de manera inicial no teníamos contemplados.

Dicho lo cual, parece inevitable hablar de una opción que tienes que conocer en el caso de que seas autónomo: los créditos para autónomos. Porque existen créditos para ti como autónomo a los que puedes aspirar para poder solventar todos aquellos problemas que han ido surgiendo y que no sabes cómo resolver. De hecho, tenemos que decirte como expertos en el sector de la financiación que no estás solo y que tienes varias opciones que contemplar en el caso de que necesites saldar deudas para poder sacar tu negocio adelante.

Si quieres seguir oyendo sobre todas estas alternativas de las que te hablamos, este post es para ti. Solo tienes que seguir leyendo para informarte de todas las opciones con las que cuentas y para que las situaciones no te pillen por sorpresa. Porque como autónomo, es cierto que pueden ocurrirte situaciones que no tienes contempladas; pero también es verdad que existen soluciones que aún no conoces y que podemos ofrecerte para que aspires a la financiación que mejor se adapta a ti y a tu negocio en cada situación.

Qué ventajas tienen nuestros créditos para autónomos

La verdad es que los créditos son una forma de financiación que siempre suelen tender a tener más ventajas que desventajas para aquellas personas que los solicitan. Sin embargo, también es cierto que cada crédito tiene sus propias condiciones y que las nuestras hacen que nuestros créditos para autónomos sean especialmente beneficiosos para ti.

Para poder decir que nuestros créditos para autónomos son los más beneficiosos para ti, debemos exponerte una serie de ventajas que debes tener muy presentes en todo momento. Estas ventajas de las que hablamos son las siguientes:

  1. Nuestros préstamos para autónomos pueden ser financiados. Esto significa que aunque normalmente los intereses se pagan de manera mensual y poco flexible, en nuestro caso puedes ir repartiéndolos para ir pagándolos como mejor te venga a ti. Sabemos que en la vida del autónomo existen imprevistos y gestiones de situaciones que no dependen de ti y es por esto que te dejamos un margen para que puedas afrontar las adversidades de la mejor manera posible. Los intereses debieran ser lo que menos te preocupara como autónomo y es por esto que nosotros les damos la poca importancia que tienen para que tú puedas afrontarlos en el momento que lo desees o que tu negocio te lo permita.
  2. Concedemos periodos de carencia en el caso de que nos los solicites. Esto significa que, si lo necesitas, te ofrecemos un periodo al inicio del préstamo en el que no tienes por qué pagar las mensualidades. Se trata de algo así como un periodo de respiro inicial para que puedas comenzar con tu actividad profesional de manera un poco más desahogada hasta el momento en el que empieces a generar ingresos y puedas empezar a pagar las mensualidades. Una vez más, sabemos que las inversiones de los autónomos no solo dependen de los mismos y que los imprevistos suelen jugar un papel bastante importante en tu vida profesional. Es por esto que con nuestros créditos para autónomos queremos acompañarte de una manera comprensiva y no contribuir a la ralentización del despegue de tu negocio.
  3. Te damos la opción de que puedas pagarnos tu préstamo en pequeñas cuotas. Esta pequeña gran ventaja implica que te ofrecemos plazos más largos para pagar tus créditos, lo cual hace que las cuotas mensuales sean más bajas y puedas extender tus plazos de pago en el tiempo. Una vez más, queremos ofrecerte la flexibilidad que te mereces para que el pago de tus intereses no te presione a la hora de hacer despegar tu proyecto.

Tipos de créditos

Debemos contarte también que dentro de los créditos que ofrecemos para autónomos hay diferencias entre unos y otros. Estas diferencias se traducen en tipos de créditos diferentes, los cuales tienen implicaciones diferentes y públicos distintos. Al igual que hay autónomos de muchos tipos diferentes y personas distintas, también queremos ofrecerte créditos para autónomos que se adapten a esas variables en la tipología de los autónomos.

Si quieres profundizar un poco más para comprobar si existen créditos para autónomos que se puedan adaptar a ti, aquí te dejamos una serie de créditos para autónomos que pueden terminar siendo tu aliado perfecto a la hora de financiar tu negocio.

Créditos sin aval para autónomos

Los créditos sin aval para autónomos son conocidos por ser uno de los que menos garantías y ataduras exigen. Normalmente, los créditos para autónomos suelen exigir un aval para garantizar tu pago; lo cual suele ser un seguro con el que cuentan las entidades financieras.

Sin embargo, en GEDESCO sabemos que no siempre es fácil contar con alguien que te garantice el pago y es por esto que tenemos un tipo de crédito para autónomos sin aval que te permite acceder a financiación sin que nadie tenga que pagar tu deuda en el caso de que tú no lo hagas.

Créditos rápidos para autónomos

Cuando eres autónomo suele suceder que necesitas acceder a financiación de manera muy rápida para poder saldar deudas de manera que puedas proseguir con tu actividad. Para esto a veces es necesario acceder a créditos rápidos que no exijan de demasiada burocracia y es esto lo que desde GEDESCO te ofrecemos. De hecho, los créditos rápidos para autónomos tampoco cuentan con aval y son especialmente veloces porque en menos de un día puedes conseguir la financiación que deseas.

Microcréditos para autónomos

Cuando hablamos de microcréditos para autónomos hablamos de préstamos de pequeñas cuantías que requieren de trámites muy ágiles. Esto significa que también ofrecemos créditos de pequeñas cantidades a los que puedes acceder sin tener que ofrecer demasiadas garantías y sin tener que pasar por procesos largos y costosos.

Créditos para autónomos en ASNEF

Finalmente, también debes saber que concedemos créditos a aquellos autónomos que están en ASNEF. Todo esto porque queremos formar parte de tu proceso de crecimiento y porque sabemos que aunque en el pasado puedes haber tenido dificultades, esto no debe impedir que tus nuevos proyectos deban fracasar.