Redacción Gedesco | 17 Octubre 2016 |

Consejos antes de solicitar una patente

Bonificaciones y ayudas para empresas que registren patentes

Cuando una persona emprendedora desarrolla un producto o servicio novedoso, es recomendable solicitar una patente. Se trata de un documento legal y oficial que reconoce el derecho a que su creador pueda explotar de forma exclusiva su producto, excluyendo la posibilidad de que otras personas puedan fabricarlo, venderlo o utilizarlo sin el consentimiento del titular.

Antes de solicitarla se debe tener claro que, para que sea patentable, debe implicar una actividad inventiva, ser algo novedoso y con aplicación industrial. Además, no debe estar ya patentada, obviamente.

Antes de solicitarla, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar anunciar el invento, así como su  publicación o divulgación.
  • Asegurarnos de que es algo totalmente novedoso. Con el objetivo de evitar solicitar una patente que ya exista con la correspondiente pérdida de tiempo y dinero, se recomienda realizar una búsqueda exhaustiva previa en el campo técnico de la inversión.
  • Hacer un estudio de mercado previo a la patente, de manera que se pueda decidir con antelación cómo explotar la invención, a qué público, si es conveniente (o no) exportarlo, etc. En caso de querer dirigirse a mercados europeos, es necesario solicitar una patente europea o internacional, para poder contar con doce meses de protección del invento extendiéndolo por mercados internacionales.
  • Antes de nada, comprobar si es posible beneficiarse de bonificaciones y ayudas disponibles.
  • La redacción de la solicitud es fundamental. Si es necesario, se puede solicitar que lo realice un profesional especializado en la redacción y tramitación de solicitudes de patente, es decir, un  Agentes de la Propiedad Industrial.

Cómo se solicita una patente

Para presentar una solicitud de una patente se puede realizar de forma presencial o a través de la vía telemática, en cuyo caso se realizará en la página web de la Oficina Españolas de Patentes y Marcas (oepm.es). Escoger Internet  va acompañado de un 15% de descuento en las tasas.

Una vez presentada la solicitud con los datos y  la redacción correspondientes, la OEPM se ocupa de tramitarla e informar al titular sobre el proceso. Lo primero que recibe el titular es la Admisión a Trámite y se le otorga una fecha de exposición. En el día pactado se realiza un examen formal y técnico. Si la OEPM considera que es favorable, se procede al expediente, y en caso de encontrarse algún defecto, se dan dos meses para poder enmendarlo.

A continuación, sino se ha realizado antes, es el momento de ejecutar la petición y pago del Informe sobre el Estado de la Técnica (formulario IET1), en el que se indica si la solicitud presentada cumple con los requisitos de patentabilidad establecidos en la Ley. La OEPM deberá decidir si continúa con el proceso de concesión de la patente, modificarla   o retirarla.

La solicitud se publica 18 meses después de la solicitud, siempre que se haya superado el examen formal y técnico y se haya pedido el Informe sobre el Estado de la Técnica (IET).

En caso de que la patente se conceda, se tiene un derecho de explotación exclusiva de 20 años desde la presentación. Se cuenta con tres meses desde la publicación en el BOPI para abonar los derechos de concesión y las anualidades devengadas. En los siguientes años, se deberá pagar las anualidades correspondientes. La OEPM se encargará de divulgar la patente para darla a conocer

Financiación para conseguir una patente

Como ya hemos comentado, existen una serie de ayudas y/o subvenciones a las que se puede optar para poder solicitar una patente. Para acceder a ellas, se deben cumplir una serie de requisitos, especificados en el Programa para el Fomento de las Solicitudes de Patentes y Modelos de Utilidad en el Exterior. Estas exigencias son:

  • Que el domicilio esté ubicado en España
  • Que sean personas físicas
  • Que sea empresa privada y cumpla con las características de una pyme.

En caso de no poder optar a este tipo de subvenciones, o que las autoridades pertinentes no lo acepten, se puede recurrir a los préstamos para inversión.

Este tipo de financiación está enfocada a proyectos empresariales en los que se invierte en nuevos productos o servicios para impulsar el negocio. Se trata de préstamos amortizables a seis meses con un tipo de interés del 0%, y una comisión  inicial entre 2-5%, en función de la empresa, y que no suman CIRBE.

Un comentario en “Consejos antes de solicitar una patente

  • 5 Septiembre, 2017 at 7:30 pm
    Permalink

    Busco inversor para patentar, fabricar y comercializar un invento con la proporción de intereses que el inversor decida

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.