Redacción Gedesco | 20 Julio 2015

Consejos para exportar a Irán

Consejos para exportar a Irán

Teherán no volverá a producir armas nucleares, al menos durante los próximos diez años. Este es el principal acuerdo entre Irán y las seis potencias internacionales que conforman el G6 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania). El pacto alcanzado establece una limitación de la capacidad nuclear de Irán a cambio de retirar de forma progresiva las sanciones impuestas a este país, desde 2006, por parte de Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU.

Entre estas sanciones, destacan ciertas limitaciones a la actividad exportadora e importadora con este país. Es decir, Irán no podía hacer negocios con nadie, pero las empresas españolas tampoco podían llevar sus productos hacia este país. Se abre, por tanto, una nueva oportunidad de negocio que las empresas españolas deben ahora valorar, pues existe un clima favorable para la entrada de artículos y capital inversor en el país asiático.

Oportunidades de la exportación a Irán

  • Después de 10 años sin establecer relación con el resto de países, Irán está abierto a acuerdos empresariales que le vuelvan a dar reconocimiento y le ayuden a crecer. Es una gran oportunidad para que las empresas españolas apuesten por la exportación en este país, ya que los iranís están decididos a dejar entrar nuevos productos.
  • Las sanciones económicas de Irán generaron en su momento la deserción de muchas empresas europeas. Las empresas españolas tienen ahora la oportunidad de entrar en el mercado iraní, ocupando los nichos de negocio y los espacios que en su día dejaron otras multinacionales que operaban en el país.
  • Irán es interesante porque presenta una población formada y con un gran potencial consumidor. Actualmente, el país tiene 77 millones de habitantes y, en cierto modo, existe un clima propicio para la adquisición de productos y servicios que lleguen del exterior.
  • Los iranís son personas formales, serias y comprometidas en los acuerdos empresariales. Las empresas españolas podrán establecer acuerdos prometedores con Irán y garantizarse clientes fieles.
  • Irán es un país caracterizado por la antigüedad y el retroceso en su maquinaria industrial e infraestructuras urbanas. Por ello, Irán aceptará propuestas innovadoras para mejorar y renovar su industria, especialmente en el terreno de la construcción donde España tiene mucho que ofrecer. Las empresas españolas dedicadas a estos sectores se encuentran ante una gran oportunidad para aumentar su negocio.
  • Puede ser una buena puerta de entrada para otros países de la zona. Irán ofrecerá ahora facilidades al inversor exterior, lo que nos permitirá conocer el terreno y entrar con buen pie a una zona que nos facilitará el acceso a países adyacentes y con buenas oportunidades de negocio, como es el caso de los Emiratos Árabes.
  • Irán necesita mejorar y ampliar su red ferroviaria, por lo que está abierto a escuchar propuestas procedentes de otros países o empresas. Las empresas españolas ferroviarias podrían ser las próximas encargadas de llevar a cabo esta misión.
  • Irán se encuentra en una situación en la que necesita la experiencia de los países o empresas internacionales, para poder explotar los recursos naturales de los que dispone. Este es otro nicho de mercado que se abre para la exportación de las empresas españolas.
  • Las empresas españolas automovilísticas o gasolineras se verán beneficiadas con el acuerdo entre Irán y el G6 porque este hecho producirá una rebaja en el precio de la gasolina. De esta forma, las empresas españolas podrán pactar con Irán la exportación o importación de productos y servicios para conseguir gasolina a un precio mucho más rentable.
Este artículo pertenece a la categoría: