Redacción Gedesco | 1 Diciembre 2015 |

Confirming sin recurso

Confirming sin recurso

Estamos ante la mejor modalidad de confirming, por ser la que más ensalza y pone en valor las ventajas de este tipo de financiación, tanto para la empresa que lo contrata, como para sus proveedores. En una solución de confirming el objetivo principal es aportar fiabilidad y continuidad en los pagos a proveedores que debe realizar una organización. La opción sin recurso, como explicaremos a continuación, es la mejor de todas las disponibles, pues es la que más herramientas ofrece a la hora de asegurar ese pago a proveedores. En definitiva, es la solución que mejor cumple con los objetivos que una corporación puede haberse marcado cuando decide apostar por el confirming.

Adentrándonos en el concepto de confirming

En términos generales, el confirming consiste en la cesión, a una entidad financiera, de la gestión de los pagos a proveedores. Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Ópticas Pepito es una gran empresa ubicada en el centro de una ciudad grande, que recibe cada día cientos de clientes en busca de gafas, gafas de sol, cristales, monturas, lentillas y todo tipo de complementos relacionados con la visión. Para gestionar y solicitar todos estos productos, Ópticas Pepito tiene relación con diversos proveedores, que le envían los artículos que necesita, además de maquinaria de apoyo para graduación y otra serie de cuestiones importantes para el desarrollo de su actividad empresarial. Aspectos que resultan fundamentales para asegurar la viabilidad y el día a día de la empresa.

En un momento dado, y para asegurarse de que el trabajo con estos proveedores es satisfactorio y fluido, Ópticas Pepito decide ceder a una entidad financiera la gestión de los pagos a esos proveedores, ofreciéndoles incluso la posibilidad de adelantar el cobro de sus facturas, si estos proveedores lo necesitaran. Este hecho de ceder la gestión íntegra de los pagos o facturas que recibe sería una acción de confirming, que asegura que estos proveedores van a cobrar en tiempo y forma. Este es el objetivo principal de esta acción: que Ópticas Pepito no incurra en retrasos con sus proveedores y estos cobren a tiempo.

Si Ópticas Pepito tiene algún problema de liquidez, no tiene que retrasar los pagos a sus proveedores, que siempre cobrarán a tiempo, por lo que la relación entre ambos no se ve influenciada negativamente.

Por qué ‘sin recurso’

El objetivo fundamental del confirming es que los problemas de liquidez no afecten a los proveedores ni a la continuidad de la actividad empresarial. En este sentido, la opción ‘sin recurso’ refuerza esta intención, puesto que los proveedores no asumen ninguna responsabilidad en el caso de impago por parte de Ópticas Pepito. Sería la entidad financiera, a la que se ha cedido la gestión del pago de facturas, la que asumiría ese riesgo.

La ventaja de esto es clara. El proveedor no se verá resentido por cualquier problema financiero que pueda tener la empresa para la que trabaje. Con ello, se genera una sensación de solvencia y credibilidad que no tiene por qué afectar al día a día de la empresa, ni a su relación con los proveedores. En definitiva, no lo notará el cliente final de Ópticas Pepito, que seguirán encontrando en la tienda todos los productos de calidad que siempre ha ofrecido el establecimiento.

Cuando se producen impagos, la relación entre proveedor y cliente se puede ver afectada. Incluso, se puede llegar a la no prestación de servicios o envío de productos, hasta que no se subsane la situación de morosidad o retraso en los pagos.

Todas estas situaciones se eliminan de raíz con el confirming sin recurso. Además, dentro de esta modalidad, existen opciones de financiación para los proveedores, en el caso de que sean estos los que necesiten adelantar el cobro de la factura emitida antes de la fecha estipulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.