Redacción Gedesco | 21 Diciembre 2015 | Confirming

El confirming con recurso

El confirming con recurso

El confirming es un servicio en el que una empresa cede a otra la gestión del pago de sus facturas. El objetivo de esta acción es que una corporación pueda mantener una relación correcta y fluida con sus proveedores en el pago de las facturas, generadas  por la prestación de determinados servicios o la venta de productos.

Pensemos en un supermercado y en la gran cantidad de proveedores que pueden surtir a este. Hablamos de multitud de pedidos diarios sobre cientos de referencias, con una gran cantidad de facturas que se emiten a diferentes titulares, según sea el proveedor.

Para estos casos, puede compensar la contratación de este servicio. Con el confirming, el supermercado consigue gestionar de manera más eficiente sus pagos, mientras que los proveedores también salen ganando, ya que se aseguran cobrar en tiempo y forma. Incluso, los proveedores pueden solicitar el adelanto del cobro de sus facturas, antes incluso de la fecha de vencimiento de las mismas.

En definitiva, es una buena fórmula para gestionar con coherencia y rigor los pagos a proveedores, y mantener una buena relación con ellos. Volviendo al ejemplo del supermercado, se pueden producir tensiones y falta de productos en caso de que queden facturas sin pagar, etc. Una situación que toda empresa desea evitar y que, a través del confirming, eliminamos por completo. A continuación analizamos una de las modalidades menos comunes dentro del confirming, como es el confirming sin recurso.

Confirming con y sin recurso

De forma genérica, podríamos decir que el  confirming sin recurso es la mejor opción para los proveedores, mientras que el confirming con recurso no lo es tanto. La razón de ello es que en el primero de ellos los proveedores no asumen ninguna responsabilidad en el caso de impagos, mientras que en la segunda modalidad los proveedores sí asumen ciertas responsabilidades en los casos en los que una empresa no pueda hacer frente a sus pagos.

Precisamente, lo que se busca con este tipo de solución es aportar fiabilidad a las operaciones de pago con los clientes, de manera que no se suele apostar por una modalidad de confirming que puede conllevar ciertos riesgos para los proveedores, en el caso de que la empresa adquiera deudas con ellos.

En realidad esta es la única diferencia relevante, puesto que en el resto de situaciones las características generales de una operación de confirming son también aplicables al confirming con recurso:

  • En el confirming con recurso el proveedor podrá elegir en todo momento la fecha y forma de pago, dentro del ánimo de facilitar el abono de facturas según las necesidades del proveedor.
  • De hecho, éste último continuará teniendo la opción de adelantar el cobro de facturas emitidas, en el caso de que sea necesario.
  • Con el confirming con recurso la empresa continúa mejorando su tesorería, puesto que gestiona de forma única y global todos los pagos, bajo una misma cuenta.
  • En definitiva, se aporta eficiencia a todos estos procesos, independientemente de que sea con o sin recurso.
  • En cuanto a los beneficios financieros para la empresa que lo contrata, éstos quedan intactos. No se produce impacto en el CIRBE ni se genera endeudamiento bancario.

Sin embargo, la otra gran ventaja para los proveedores dentro de una solución de confirming sí se perdería. Nos referimos a la garantía de cobro, que no queda del todo resuelta en el caso de que la empresa trabaje la opción ‘con recurso’.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.